Con retenes y amenazas, impiden a 8 mil participar en la gira de AMLO a Puebla

El gobierno estatal del PAN puso en marcha una operación para sabotear la gira a Puebla de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición “Juntos Haremos Historia”, ya que amenazaron a concesionarios del transporte público e instalaron retenes en tramos carreteros de Huauchinango y Zacatlán para impedir el traslado de simpatizantes a esos municipios.

La denuncia la realizaron los aspirantes del frente lopezobradorista de la región, Jorge Luis Fuentes Carranza, Gustavo Adolfo Vargas Cabrera y María del Carmen Cabrera Camacho, quienes afirmaron que la operación fracasó porque alrededor de 20 mil seguidores se congregaron en ambos actos públicos, aunque se impidió el arribo a cerca de 8 mil.

Vargas Cabrera, aspirante a la alcaldía de Huauchinango –que se encuentra en manos de Acción Nacional–, alertó el bloqueo al hacer uso de la voz en el mitin que López Obrador encabezó en el zócalo de esa demarcación de la Sierra Norte del estado el sábado anterior.


El acto masivo empezó a las 11:30 de la mañana con la asistencia de cientos de personas, la cual aumentó conforme avanzó el acto. Cuando el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México tomó la palabra al final del cónclave, dos de las cuatro calles principales lucían abarrotadas con 90 por ciento del área que abarca el parque.

Lo mismo sucedió en el campo de beisbol de Zacatlán, municipio que también es gobernado por Acción Nacional, en donde se instalaron dos lonas que resultaron insuficientes para cubrir a todos los simpatizantes, por lo que cientos permanecieron bajo los rayos del sol de las 2 de la tarde con tal de escuchar al candidato presidencial de Morena–PT–PES.

Gobiernos municipales apoyan el sabotaje, acusan

Jorge Luis Fuentes, candidato a diputado local, dio a conocer que la policía estatal y municipal instaló cuatro retenes en tramos carreteros que conducen a Huauchinango, los cuales se mantuvieron desde las 10:30 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

Uno de los bloqueos se efectuó sobre la vieja carretera federal México–Tuxpan, a la altura de la bifurcación Zihuateutla y Xicotepec, la cual conduce a 12 de los 19 municipios que conforman el distrito federal de Huauchinango, por lo que estimó que cerca de 5 mil personas no pudieron arribar al mitin de López Obrador debido al sabotaje.

En tanto, María del Carmen Cabrera, abanderada a diputada local del municipio de Zacatlán, estimó que la autoridad municipal impidió la participación a 3 mil personas no solamente con el uso de retenes, sino también con amenazas previas de que ellos o sus familiares perderían su empleo en la administración pública, así como el acceso a programas sociales.