Con Recrea Xonacayucan, la artista Yolanda Gutiérrez integró arte y naturaleza

Recrea Xonacayucan es el nombre del proyecto desarrollado por la artista visual Yolanda Gutiérrez Acosta, centrado en realizar obras de arte ecológico en los distintos escenarios del parque de San Felipe Xonacayucan, en Atlixco.

En dicho proyecto artístico apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) del Conaculta, que se ubica como parte de un programa de educación ambiental, se integran el arte y la naturaleza mediante actividades lúdicas y recreativas.

Principalmente han sido escuelas públicas de distintos niveles en el municipio de Atlixco los sitios donde la artista ha desarrollado el proyecto que tiene una consigna: que a través del arte los participantes entren en contacto con el bosque.


Ello, porque San Felipe Xonacayucan cuenta con una ubicación geográfica privilegiada en una planicie en el centro del país, situada transversalmente a un costado del volcán Popocatépetl a una altura de 2 mil 200 metros sobre el nivel del mar, que le ha permitido conservar una agricultura y una vegetación mismos que en conjunto, fueron aspectos ideales en el desarrollo del proyecto artístico.

Otros aspectos tomados en cuenta por la artista Yolanda Gutiérrez, además, fueron los aspectos sociales de la comunidad, marcados por una situación de pobreza, marginación, escaso acceso a la educación y a las fuentes de trabajo.

Por ello, este proyecto fue un esfuerzo de la creadora miembro del Sistema nacional de creadores del Fonca, para transformar las condiciones de vida y al mismo tiempo conservar una zona de bosque que les pertenece.

A la par, el proyecto Recrea Xonacayucan busca que entre la población este parque pueda convertirse en el espacio natural para el crecimiento económico y cultural.

A la fecha, con el programa artístico de Yolanda Gutiérrez se ha beneficiado a 190 niños y jóvenes de diferentes escuelas en Atlixco, así como los habitantes de San Felipe Xonacayucan con la realización de talleres y visitas al parque, donde se realizan actividades de educación ambiental y arte.

Destaca que, además de la línea artística, el proyecto incluyó la realización de un vivero comunitario, que tiene un registro de más de 5 mil plantas de una docena de especies nativas de árboles como encino ahuacoztle, bursera morada, cacaloxóchitl y cazahuate los cuales serán utilizados para la reforestación del parque.

Además, Recrea Xonacayucan contempla una segunda etapa (para 2016) que derivará en la creación de un jardín botánico así como un sendero para atraer aves y polinizadores.

Resultado del taller, fue la realización de dos piezas de arte ecológico realizada por los alumnos. La primera un mandala de gran formato que tuvo como base la palma, el carrizo y miles de hojas recolectadas en el parque de San Felipe Xonacayucan. La segunda, fue una exhibición de vestuarios diseñados a partir de la ley del péndulo.

Destaca que como actividades paralelas a la realización del proyecto, la artista Yolanda Gutiérrez ha sido invitada a participar en cuatro exposiciones, dos internacionales y dos nacionales.

De las internacionales, la primera fue la realizada en el Royal Botanical Garden dentro del marco de los Juegos Panamericanos en Toronto, Canadá, donde fueron invitados cinco artistas de distintos países. Ahí, la artista colaboró con la pieza titulada Cola de Burro, una instalación para un espacio del jardín que se inspiró en el juego prehispánico del mismo nombre sobre el origen primigenio del juego cuando los pobladores mesoamericanos se divertían con lo que la naturaleza les ofrecía.

La otra fue en Italia y consistió en la obra ¿Que te hace florecer?. El objetivo fue crear de manera conjunta una ofrenda para un árbol centenario del Parque Seisenneg, realizada con cadenas de enredaderas verdes, y flores hechas con hojas de maíz, cada flor fue una donación de jóvenes estudiantes de la comunidad que ayudaron a crearlas y estaban acompañadas de una nota escrita en una tarjeta donde cada uno compartió brevemente que es lo que “le hace florecer”, en el sentido de que situación cotidiana lo hace feliz.

Las muestras nacionales, en cambio, fueron Ukiyo–e Deriva y Alba, paso de sombras. La primera, una instalación multidisciplinaria expuesta en Casa de Arte el Leñero, realizada por el Colectivo Medusa formado por José Lazcarro, May Zindel, Rita Granados, Jordan Rangel, Yelte Castro, Kenji Alvarado y Yolanda Gutiérrez, con más de 500 medusas elaboradas en papel amate, hoja de maíz e hilaza de algodón, y un videomapping.

Mientras que Alba, paso de sombras fue una exposición ex profesa para el Año Internacional de la Luz comisionada por el Ex Convento el Carmen en Guadalajara. El trabajo, también en colectivo y realizado por Yelte Castro, Kenji Alvarado, Yolanda Gutierrez y Jordan Rangel, partieron del dinamismo en las estructuras de luz y sonido, evidenciando procesos que, por la velocidad en la que se desarrollan, suelen no ser visibles al ojo humano y sin embargo se dan por sentado en el imaginario colectivo.