Comunidades indígenas desmienten versión de que hay autodefensas en Cuetzalan

Los emisarios que participaron durante el acto celebrado en la junta auxiliar de Zoquitlán dejaron en claro que lo que hay en Cuetzalan son Xolaltapixike o Guardias Comunitarias, cuya labor es absolutamente pacífica, sin portación de armas n Foto La Jornada de Oriente

Decenas de representantes de todas las comunidades de Cuetzalan se congregaron este domingo para desmentir la versión difamatoria de que en este municipio de la Sierra Norte de Puebla operan grupos violentos de autodefensa, los cuales hacen recorridos armados con piedras, palos, machetes y armas de fuego, amenazando con linchar a criminales.

Los emisarios que participaron durante el acto celebrado en la cancha–auditorio de la junta auxiliar de Zacatipan, dejaron en claro que lo que hay en Cuetzalan son Xolaltapixike o Guardias Comunitarias, cuya labor es absolutamente pacífica, sin portación de armas y que realiza labores preventivas como la educación contra la violencia desde el hogar,  chapeo de lugares donde pueden ocultarse delincuentes, mejoramientos de alumbrado público, creación de comités de seguridad y rondines nocturnos.

Las Guardias Comunitarias son integradas por personas honorables de los pueblos cuetzaltecas y están avaladas por las asambleas indígenas.


“En el municipio de Cuetzalan, desde las asambleas de noviembre y diciembre de 2017, en donde en un primer momento, en la comunidad de Yancuitlalpan tomamos el nombre de las guardas comunitarias como Xolaltapixike. Xolaltapixike debe ser una persona que reúna las cualidades que la comunidad crea que son y van a servir para que el compañero Xolaltapixike o Guardia Comunitaria sirva a su pueblo: debe ser una persona de respeto, debe de ser una persona que se conduzca en su pueblo con firmeza, con respeto, con lealtad, con responsabilidad social, porque somos comunidades indígenas, somo pueblos indígenas que tenemos todos los derechos para decidir sobre nuestro pueblo”, dijo Ofelio Julián, quien fue vocero de los guardias en la asamblea.

Se explicó que las Guardias Comunitarias emergen del derecho y tradición de autodeterminación que tienen los pueblos indios: “La autodeterminación se trata no solo de decir yo soy indígena, yo hablo náhuatl o yo me quiero vestir así. La autodeterminación va más allá. La autodeterminación también llega hasta donde como pueblo podemos decidir cómo queremos garantizar la seguridad de nuestras comunidades y ese cómo los pueblos originarios lo hemos sabido hacer, lo hemos sabido hacer por años en el que nuestros pueblos hemos tenido como compañeros a nuestros abuelos, a nuestros ancianos que han tenido los cargos comunitarios para las Guardias o como representantes de una comunidad, donde éstas personas son el ejemplo para toda la comunidad”.

La filosofía de los Xolaltapixique, que fue definida en voz de Ofelio Julián como una iniciativa ciudadana, radica en “no combatir a la delincuencia con violencia, vamos a combatir la violencia trabajando desde la familia, desde enseñarles a nuestros niños a conducirse bien en la sociedad. Desde la familia tenemos que empezar, pero también incidir en la elección de nuestros representantes comunitarios, en nuestras autoridades, no dejar que nos impongan a un mono (sic) que venga de algún partido. Debemos elegir nosotros mismos quiénes queremos nosotros que nos representen como autoridades y de esta manera poder trabajar hacia un camino donde retomemos la autonomía de nuestras comunidades”.

Repudian linchamientos

La aclaración sobre las actividades preventivas de seguridad que realizan los pueblos cuetzaltecas se hizo luego de que se publicaron en las redes sociales y en el periódico Cambio versiones difamatorias acerca de una supuesta operación de autodefensas en Cuetzalan, que se habían armado y amenazaban con linchar a cualquier delincuente.

“Somos Guardias Comunitarias y orgullosamente se los digo: yo formo parte de la Guardia Comunitaria de Yohualichan y no tenemos miedo, a pesar de estas publicaciones”, aseveró Julián.

Y añadió: “Sí me gustaría que hoy quede claro para todos, sin importar los medios en los que se publique, sí quiero pedir que el día de hoy recalquemos el que nuestro nombre como Xolaltapixique significa una Guardia Comunitaria pacífica en donde vamos a garantizar la seguridad y la vigilancia de nuestras comunidades, no como lo dice en el artículo con palos, con cuchillos o armas de fuego, porque recordemos que la violencia genera más violencia y en nuestras comunidades nuestros abuelos nos han enseñado a hacer las cosas correctamente para tener un ambiente sano de convivencia, para tener un pueblo en armonía, para tener un pueblo en donde los niños puedan correr en las calles libres, en donde las personas no vivan con miedo, en donde las mujeres puedan salir, ir a la tienda a comprar sin el temor a que en el camino las asalten. Esta es la única finalidad de nuestra Guardia Comunitaria, garantizar nuestra seguridad, pero no con violencia”.

Recordó que todos los movimientos que se han gestado en las poblaciones de Cuetzalan han sido pacíficos, incluida la defensa del territorio:

“Es importante mencionarlo: la defensa del territorio también es una parte importante donde la seguridad se puede mezclar con la defensa del territorio, la defensa del agua, la defensa de nuestros espacios, ¿por qué?, porque es nuestro primer espacio, nuestro primer espacio es nuestro cuerpo y para poder tener un cuerpo seguro tenemos que cuidarnos nosotros mismos, desde nuestra alimentación, desde la educación que tenemos en nuestra familia. La seguridad es parte de la defensa del territorio, y si estamos defendiendo el territorio también vamos a defender nuestra seguridad. Exigimos la paz en nuestras comunidades”.

Sobre la calumnia de que “las autodefensas” (sic) de Cuetzalan “lincharán sin piedad a los delincuentes”, las Guardias Comunitarias aclararon a través de su portavoz que “recordamos nuestra asamblea de noviembre de 2017 (…) en donde las comunidades de Yancuitlalpan, Zacatipan, Reyeshogpan, Tzicuilan, Yohualichan, tomamos protesta del cargo como Xolaltalpixike, en donde nos comprometidos como ciudadanos que íbamos a conducirnos con la mayor rectitud, que íbamos a trabajar siempre en pro de la no violencia, que este encargo que ustedes como asamblea a nos ha otorgado a las Guardias Comunitarias iba a ser siempre con la paz, de manera pacífica. Hemos estado funcionando como Guardias Comunitarias, pero en ningún momento hemos tenido al mentalidad de linchar a una persona”.

Y explicó: “En nuestros pueblos siempre hemos tenido prácticas tradicionales de impartición de justicia y no podemos actuar de esta manera, en ningún momento la Guardia Comunitaria va a actuar de esta manera (incitando o practicando linchamientos), porque la Guardia tiene principios y los principios de los pueblos originarios no pueden mancharse ni con armas de fuego, no pueden mancharse con sangre. Linchar a una persona no es la mejor salida”.

Ofelio Julián cuestionó la conducta del presidente municipal de Cuetzalan, Óscar Paula, quien ante la emergencia de las Guardias Comunitarias por el aumento dramático de la inseguridad y la violencia durante su gestión, ha respondido a los medios de comunicación que lo han cuestionado de que en su localidad “no pasa nada, todo está en orden”.

“¿Es eso cierto compañeros, (que no hay inseguridad en Cuetzalan?”, cuestionó Julián, y la asamblea contestó al unísono: “¡No!”.

Abundó en que las comunidades y sus representantes saben quiénes son los responsables de la inseguridad y la violencia en Cuetzalan y no se lo van a callar, “el no decirlo, el callarlo nos hace cómplices y créanme que las comunidades que el día de hoy estamos aquí, nosotros no estamos dispuestos a ser cómplices de la negligencia de una persona, nosotros no estamos dispuestos a poner en riesgo a nuestras familias, no estamos dispuestos a seguir exponiendo a nuestros niños, a as mujeres, a todos en las calles”.

Finalmente, anunció: “Estamos comprometidos a que la Guardia Comunitaria va a continuar y este llamado es para todas las comunidades que todavía no han formado su Guardia Comunitaria: ¿qué estamos esperando para organizarnos?”.