Comienzan despidos en el ayuntamiento de San José Chiapa porque no ganó Puebla Unida

La presidencia municipal de San José Chiapa comenzó a despedir a trabajadores del ayuntamiento, luego de la derrota de la coalición Puebla Unida en las elecciones del pasado domingo.

De acuerdo con informes de pobladores que se comunicaron a esta redacción, en San José Chiapa, municipio donde se instalará la planta de la empresa automotriz alemana Audi, el ayuntamiento despidió a una treintena de personas que laboran ahí “por no haber apoyado” a Jorge Aizpuru.

Así, ese gobierno municipal decidió este día eliminar las plazas de trabajo de quienes sospecha apoyaron a los candidatos del PRI y del Partido del Trabajo (PT).


Uno de esos casos es del señor Bonifacio de Jesús, que tenía más de 20 años trabajando como barrendero, principalmente de la plaza principal de San José Chiapa; sin embargo, los funcionarios del ayuntamiento lo señalaron de haber apoyado al Revolucionario Institucional por haber “permitido” que en su casa se pintara en una barda una propaganda de este partido.

Lo mismo trabajadores de camiones y algunas secretarias se quedaron sin trabajo y se sumaron a los desempleados de este municipio del centro del estado, que también están siendo despedidos por la empresa Codesa, que construye las plataformas de Audi.

En tanto, el Partido del Trabajo comenzó a defender su triunfo en las urnas, y desde ayer convocó a sus simpatizantes a no permitir que la coalición Puebla Unida les “arrebate” el triunfo.

Con manifestaciones en la plaza pública, los simpatizantes de este partido exigieron al Instituto Estatal Electoral (IEE) que no permitirán que se les arrebate el triunfo que obtuvieron el domingo.

Con cohetones y bocinas hicieron una concentración en la plaza de Chiapa a las que se sumaron varias decenas de habitantes que estuvieron en este lugar, así como en el palacio municipal.

Recordaron que la diferencia con Puebla Unida fue de 305 votos, que serán suficientes para darle el triunfo a Josué Martínez de los Santos, su candidato.

En tanto, sobre el PRI y la coalición Cinco de Mayo fueron más de 500 votos de diferencia, lo que para algunos de los habitantes permitió subrayar que este pueblo ya había advertido que aplicaría un “voto de castigo” contra el “tricolor” y el diputado líder de la CTM, Leobardo Soto Martínez, por las “mentiras” y “engaños” con que se ha conducido ese diputado y su central obrera respecto a los empleos prometidos con la construcción de la armadora.

Aun cuando Leobardo Soto dio a conocer hace unas semanas que comenzaría la contratación de 10 mil personas para trabajar en la edificación de las plataformas y las naves industriales, “eso fue una mentira electoral, sólo para que el PRI tuviera más votos pero no ha sido contratado nadie; a todos nos engañaron”, afirmó Damián Palacios, un obrero que se inscribió para trabajar en ese lugar pero fue rechazado.

En San José Chiapa el PRI no sólo no pudo recuperar esta alcaldía, sino que se convirtió en la tercera fuerza política del lugar.