Comando de encapuchados dispara contra la casa del candidato del PSI en Acateno

Sujetos encapuchados y armados con rifles de asalto dispararon la madrugada de este domingo contra la casa de Gilberto Ramírez Casanova, candidato a la presidencia municipal de San José Acateno por el Partido Pacto Social de Integración (PSI), una organización política de carácter local.

No se reportaron víctimas por el ataque, aunque han circulado por redes sociales fotografías de un automóvil Ibiza de color negra, con placas TWW–4483 del estado de Tlaxcala, el cual supuestamente es propiedad del abanderado. El vehículo tiene el medallón destrozado.

Gilberto Ramírez Casanova no ha emitido declaración sobre el asunto, pero el Comité Directivo Estatal del PSI dio a conocer un breve comunicado que se transcribe íntegro a continuación:


“El partido Pacto Social de Integración (PSI) condena los acontecimientos ocurridos la madrugada de hoy en contra de nuestro candidato de San José Acateno, Gilberto Ramírez Casanova, en donde su casa y automóvil recibieron impactos de bala mientras ellos dormían.

“Pedimos a las autoridades correspondientes realicen las investigaciones pertinentes para que se esclarezcan los hechos y dar con los responsables.

“El presidente de este instituto, Carlos Navarro Corro, lamenta profundamente estas acciones y reitera todo el apoyo del partido a Ramírez Casanova”.

La semana pasada Nancy de la Sierra Arámburo, segundo lugar de la fórmula al Senado por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), informó que se han perpetrado 13 asesinatos de políticos en territorio poblano en lo que va del proceso electoral, de acuerdo con el Indicador de Violencia Política en México elaborado por Etellekt Consultores.

Puebla incluso supera a Veracruz y el estado de México, entidades que se han caracterizado por sus altos índices de violencia.

De la Sierra precisó que Guerrero reporta el mayor número de ejecuciones con 24 casos, en segundo lugar se encuentra Oaxaca, con 18 incidentes; Puebla, en tercero; Veracruz en cuarto, con ocho asesinatos, y el estado de México en quinto, con siete reportes.