Coloquio Cultural Nahua: 35 de 65 municipios de la Sierra Norte de Puebla son afectados por “proyectos de muerte”

OTO: esimagen / José Castañares

Antropólogos, historiadores, lingüistas, arqueólogos, artistas y promotores culturales, que asistieron este fin de semana al Coloquio de Estudios de Cultura Nahua de la Huasteca, celebrado en el municipio de Huauchinango, denunciaron que 35 de los 65 municipios que integran la Sierra Norte de Puebla están siendo afectados por los llamados “proyectos de muerte” que causan daño irreversible al territorio y pone en riesgo la vida de los pueblos originarios.

Esto significa que más del 50 por ciento de las localidades serranas están siendo despojadas del territorio, agua y otros recursos naturales, en beneficio del capital extranjero.

Por esta razón, los participantes del Coloquio se pronunciaron en contra de la instalación de los proyectos extractivistas por representar el exterminio de las comunidades indígenas de la entidad poblana.


Los estudiosos coincidieron que esta región del país se caracteriza por su biodiversidad así como por su pluralidad lingüística, étnica y cultural, que además alberga históricamente a las culturas totonacas, otomíes, tepehuas y nahuas.

Expusieron que se sumaron a la lucha de estas comunidades originarias porque se encuentran violentadas por los múltiples proyectos extractivos, como son minería a cielo abierto, pozos petroleros, hidroeléctricas, gasoductos, explotación por fractura hidráulica (fracking) y procesos asociados.

Acusaron que estos proyectos fueron impulsados por los partidos políticos que firmaron el “Pacto por México”, y que se pusieron en marcha con la aprobación de la Reforma Energética, promovido por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Los académicos señalaron que el presidente de México se ha mostrado en múltiples ocasiones servil al gobierno de Estados Unidos y a merced del capital trasnacional, como se confirmó con la “venta” del territorio y la privatización de sus cuencas hídricas.

De los 65 municipios que integran la Sierra Norte de Puebla, informaron, 35 de ellos son afectados por estos proyectos de despojo, ocasionando daños irreversibles al territorio y al medio ambiente, los cuales dijeron tienen un papel fundamental dentro de la subsistencia, cosmovisión y dinámica cultural de los pueblos.

“Como se ha constatado en diferentes lugares del país, estas empresas extractivas entran a las comunidades comprando a las autoridades locales y negando a los pueblos originarios la pertenencia a un territorio, a una tradición histórica e identidad, los cuales son reconocidos como derechos fundamentales e inalienables”, se lee en el pronunciamiento dado a conocer a los medios de comunicación.

Además advirtieron que estas medidas generan desplazamientos de pueblos enteros, contaminación, enfermedades degenerativas, conflictos interétnicos, violencia, mayor desigualdad social y apropiación de los recursos naturales y de los bienes comunes.

Ante lo expuesto, exigieron se suspendan todos los “proyectos de muerte” y se cancelen las más de 300 concesiones liberadas sobre los bienes naturales, tan sólo para el estado de Puebla.

Asimismo, demandaron a las autoridades frenar la criminalización, el hostigamiento y los asesinatos de aquellos quienes luchan contra el despojo y la depredación de sus comunidades.

En ese sentido, reclamaron que haya verdad y justicia en los homicidios suscitados en la Sierra Nororiental contra los activistas Manuel Gaspar y Antonio Esteban.

Al final, reafirmaron su solidaridad y apoyo a todos los pueblos de la Sierra Norte de Puebla y del país que hoy se organizan y levantan la voz en defensa de su territorio y patrimonio, de la naturaleza, la vida y la cultura.