Colegio de Urbanistas avala peatonalización del Centro Histórico solo si hay garantía de seguridad pública y vial

FOTO: imagen / Jafet Moz

Tras el terremoto de septiembre pasado, el Colegio de Urbanistas y Diseñadores Ambientales del Estado de Puebla se pronunció a favor de la peatonización del Centro Histórico, siempre y cuando se garantice la seguridad pública y vial, tanto para los peatones como a los comercios establecidos, por tratarse de factores que inhiben la apropiación de la ciudad.

En estos primeros esfuerzos por analizar las condiciones de movilidad en Puebla, anunció pondrán en marcha una prueba piloto, a fin de analizar la manera en la que se redistribuyen las actividades en las calles.

La asociación civil consideró necesario efectuar una consulta ciudadana, además de generar una estrategia de participación que involucre a residentes y tomadores de decisiones sobre la adecuación del espacio público en el primer cuadro de la ciudad.


También recomendó recuperar las vialidades, parques y centros de barrios, con el fin de desarrollar actividades culturales, recreativas y artísticas.

El Colegio de Urbanistas sugirió crear un sistema logístico que identifique secciones y horarios conflictivos de tránsito para proponer paraderos, semaforización y pasos peatonales, así como horarios para vehículos mercantiles, estacionamientos y transporte público a escala, debido a que las calles son muy estrechas para vehículos pesados.

Además –añadió- aprovechar la infraestructura existente, mejorar la iluminación, colocar señalamientos y disminuir el aforo vehicular en el Centro Histórico como medida de mitigación de riesgo, pues se disminuyen las vibraciones que degradan los inmuebles.

Sin olvidar, refirió, la realización de protocolos de autoprotección, rutas de evacuación, puntos de reunión y acceso a los servicios de emergencias.

Sin embargo, advirtió, es indispensable citar ejemplos de éxito en otras ciudades del mundo, para lograr consensos.

El Colegio de Urbanistas informó que la riqueza arquitectónica que posee el Centro Histórico, declarado Zona de Monumentos por la Unesco en 1987, comprende 391 manzanas, con un registro de 2 mil 619 monumentos históricos, en una superficie de 6.9 kilómetros cuadrados, con diversos usos y destinos.

Si bien es cierto en las últimas décadas la población ha ido disminuyendo, señaló que el uso del suelo ha favorecido al sector comercial de servicios y turismo, pues estos lugares presentan una alta densidad de destinos.

Luego del sismo, expuso que el Patrimonio Arquitectónico del Centro Histórico se vio afectado y, con ello, el espacio público.

Ante dicha situación –refirió- en algunas calles se restringió al acceso vehicular, como en la 6 Oriente, conocida como “la calle de los dulces”, donde se registró una alta concurrencia de peatones, quienes se mostraron seguros al caminar.

Preocupados por la situación, el Colegio de Urbanistas indicó que participaron en los conteos peatonales y vehiculares organizados por la Secretaría de Movilidad, como parte del “Programa de Apertura de Calles para la Movilidad Peatonal en el Centro Histórico”.

Con estos datos, adelantó, se realizaron estudios de factibilidad para un proceso de peatonalización o semipeatonalización de algunas calles o corredores.

Reveló que los conteos se realizaron el último fin de semana del mes de enero, en las vialidades de la 16 de Septiembre desde la 17 Oriente-Poniente; 5 de Mayo hasta la 18 Poniente-Oriente; Reforma hasta la 11 Norte-Sur; Juan de Palafox y Mendoza hasta bulevar 5 de Mayo; la 6 Oriente entre la 4 Norte y 5 de Mayo así como la 6 Norte entre la 6 y la 2 Oriente.

Los corredores de mayor afluencia tanto de peatones como de vehículos son: la Avenida Reforma – Juan de Palafox y Mendoza, seguida de las Calles 5 de Mayo-16 de Septiembre.

De las ocho horas en que se levantó la información, mencionó, se registraron 23 mil 355 peatones que transitaron por esas calles, de los cuales el 50.43 por ciento de personas lo hizo el día sábado; y el domingo presentó mil 199 personas menos.

En tanto, la circulación de vehículos registró un total de 8 mil 825 automotores. De dicha cifra, el 63.27 por ciento transitó el día sábado en esas vialidades y el resto en domingo. Es decir, la jornada de mayor demanda fue el día sábado.

El Colegio Urbanista destacó que las personas que transitan por el primer cuadro de la ciudad prefieren el traslado a pie; mientras los que se trasladan en vehículo oscilan en los 10 mil 590 a 13 mil 237.

La ocupación de ciudadanos por vehículo se calculó entre los valores de 1.2 a 1.5, sin omitir que un automotor ocupa diez metros cuadrados de espacio, y genera una sensación de estrés por ruido, elevación de temperatura y emisión de gases.