Toma la CNTE instalaciones del ISSSTE en Puebla en defensa del derecho a la seguridad social

Un contingente de trabajadores en activo, jubilados y pensionados de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomaron pacíficamente este lunes por la mañana las instalaciones del ISSSTE en Puebla, en defensa del derecho a la salud pública y seguridad social.

A raíz de la entrada en vigor la Ley de Seguridad Interior, aclararon que su lucha es pacífica y legal, por lo que hicieron responsables al gobierno local y federal de cualquier agresión o provocación que los jubilados pudiéramos sufrir.

La protesta forma parte de una jornada nacional de movilización en los estados de Puebla, Chihuahua, Durango, Nuevo León, Hidalgo, Tabasco, Yucatán, Chiapas, Guerrero y la Ciudad de México.


Los manifestantes expusieron que la toma de las oficinas se da en el marco de la lucha de la CNTE por la defensa de la salud pública, la seguridad social y por recuperar el carácter colectivo, solidario y dinámico de las jubilaciones y pensiones.

Entre las demandas, reclamaron, también está la cancelación de la anticonstitucional aplicación de la UMA (Unidad de Medida y Actualización) que el gobierno federal y el legislativo decretaron para reducir los montos de las pensiones y la disminución anualizada de sus incrementos.

Arguyeron que esto ocurre a pesar que la Ley marca que el indicador debe ser con base al salario mínimo y el índice inflacionario.

Acusaron que el director general del ISSSTE, José Reyes Baeza, se ha negado a recibir a la Comisión Representativa de Jubilados y Pensionados de la CNTE para establecer una agenda de trabajo.

Lo anterior, dijeron, a pesar que desde el 9 de febrero de 2017, formalmente se le dirigió al funcionario federal el Pliego Petitorio de los jubilados y Pensionados de la Coordinadora, el cual contiene  fundamentalmente demandas concretas y propuestas para mejorar y fortalecer los servicios médicos y de salud de manera integral.

Informaron que el pliego petitorio además exige el cumplimiento de algunas prestaciones económicas legalmente establecidas, pero que desde hace más de cinco años, las autoridades cancelaron, valiéndose  de “argucias legaloides e inconsistentes”.

“Queremos precisar que con autoridades de rango menor del ISSSTE hemos sostenido algunas conversaciones, y han emitido planteamientos pero ninguna solución concreta a nuestras demandas”, reclamaron.

Por lo anterior, demandaron su derecho civil de reunión con el director general del ISSSTE para concretar una ruta de trabajo.

Los inconformes advirtieron que los esfuerzos de unidad, organización y movilización de carácter, local, regional, estatal y nacional no cesarán, “más al contrario los jubilados, derechohabientes y trabajadores activos multiplicaremos nuestras energías y diversificaremos nuestras estrategias de lucha hasta parar las nefastas consecuencias de las depredadoras reformas estructurales neoliberales”.

La movilización contempla para este lunes la toma también de las oficinas centrales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en la ciudad de México.