Claudia Rivera celebra revés del Tribunal al IEE; hubo proteccionismo al candidato del PAN, asegura

La candidata de Morena a la presidencia municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, celebró el revés del Tribunal Federal del Poder Judicial de la Federación contra el organismo electoral del estado, tras señalar que evidenció el proteccionismo que estaba dando a su rival panista Eduardo Rivera Pérez, al intentar cancelar el único debate entre los aspirantes a la alcaldía de la capital.

“Si hubo proteccionismo, porque las condiciones estaban dadas para que se cancelara el debate”, reclamó, luego de explicar que la obligación del organismo electoral era efectuar el ejercicio, y los abanderados estarían en su derecho de asistir o no al encuentro de ideas.

En ese sentido, la economista consideró que el resolutivo del Tribunal no es un triunfo de su persona sino de la ciudadanía poblana.


“Me parece que es una gran noticia, no es un triunfo mío sino social; a mí  me tocaba dejar la evidencia y precedente a la violación de mis derechos políticos”, informó.

En la ciudad de México, el Tribunal federal ordenó al Instituto Electoral del Estado (IEE) organice el debate entre los aspirantes a la presidencia municipal de Puebla, luego de señalar que el Comité Municipal no es el organismo facultado para cancelar el encuentro.

La semana pasada, Claudia Rivera y el priista Guillermo Deloya Cobián impugnaron la decisión del IEE de cancelar el debate entre los aspirantes al gobierno de la capital, bajo el pretexto que sus representantes no llegaron a un acuerdo.

En ese sentido, la abanderada de Morena dijo que confía en las instituciones pero admitió que estas también se pueden equivocar.

“Hoy nos dan la razón, dejamos en evidencia que no se estaban haciendo bien las cosas ni con transparencia e hicimos funcionar a la institución, aunque ahora el problema es la falta de tiempo”, enfatizó.

-¿Con el resolutivo del Tribunal hay posibilidad de la realización del debate? –se le inquirió.

– El tiempo es muy corto y hay posibilidades que no. Es lamentable que no se haga un debate entre los candidatos a gobernar la cuarta ciudad más importante del país.

Agregó que la exposición de propuestas es una demanda social, y esta tendría que efectuarse en el último día de campaña, si es que se dan las condiciones.

Seguridad y activar la economía local, las propuestas torales

En cuanto a los temas que abordó en la reunión con socios del Club Empresarial de Puebla, dijo que uno de ellos fue el derecho humano al agua.

“En el gobierno de Rafael Moreno Valle y Eduardo Rivera se privatizó el agua, y una de mis propuestas es garantizar el acceso al servicio”, informó, en referencia en revocar la reforma legislativa que entregó por 30 años la administración del líquido a la empresa Concesiones Integrales SA de CV.

Asimismo, aclaró a los empresarios que sus contrincantes acuden a estrategias para crear campañas de miedo, así como promesas incumplibles como la capacitación de 2 mil policías en menos de un año, cuando anualmente de la Academia “Ignacio Zaragoza” solo egresan 400.

“Les presenté la propuesta y condiciones de vida de los policías y la necesidad de que vuelvan a la vocación y a tener credibilidad entre la ciudadanía, queremos una policía de barrio, sectorizada, con la ayuda de la sociedad”, enfatizó.

Claudia Rivera aseveró que los altos índices delictivos en la ciudad de Puebla también se deben a la falta de empleo y educación, por lo que les propuso fortalecer la economía local con la ayuda de programas sociales.

Al final, dijo que ha sido fallida la estrategia de seguridad que ha seguido el gobierno en la capital, por lo que es necesario –agregó- romper con paradigmas.

“No queremos que en Puebla ocurra la misma situación de San Martín Texmelucan, porque hay policías que han luchado contra la corrupción”, refirió.

Por esta razón, señaló que es importante trabajar en una estrategia conjuntamente con los municipios del área metropolitana a la capital.

Concluyó que el eje transversal de su gobierno será el combate a la corrupción, desde la presidencia municipal, con una revisión estricta a todos los funcionarios del ayuntamiento, así como en todas sus instituciones.