El cine de horror te acerca al peligro de forma segura: festival Macabro en Puebla

Un género cinematográfico que está en crecimiento y lo hace de manera independiente con un particular acento en el norte del país. Así define Edna Campos lo que ocurre con el cine de terror, sobre el cual ha mantenido su mirada a lo largo de 17 años como parte del festival de cine de horror Macabro, el cual llega por tercera vez a Puebla del 6 al 27 de febrero.

A la par de su crecimiento en la realización, notó que el cine englobado en este género tiene un arraigo entre el público por una fuerte razón: la de provocar catarsis en quien lo ve.

Ello, abundó Campos, porque “te acerca al peligro de una forma segura”, es decir, desde el asiento, en la comodidad de la sala de cine o del propio sillón, desde donde se ven desfilar todo tipo de personajes y situaciones del miedo, sin riesgo.


Es más, como apostó el cineasta Henri Bedwell, el cine de horror tiene otra cualidad: que es capaz de evocar el sentimiento primario del ser humano.

“El terror sale de la pantalla y te lo llevas a casa. Causa una alteración y la sensación de que no dormimos solos, algo que no sucede con otros géneros en donde la anécdota dura muy poco”, sostuvo el director de la cinta Forward que se exhibirá en Puebla este martes 6 de febrero a las 20 horas como parte de la función inaugural de Macabro que será en el Teatro de la ciudad a las 18 horas, con la proyección de La sexta alumna del cineasta español Benjamín de la Rosa.

De inicio, acotó Edna Campos durante una rueda de prensa, Macabro apostó por difundir la obra de autores que pese a ser considerados clásicos no eran conocidos.

Como ejemplo recordó los nombres de Carlos Enrique Taboada, Juan López Moctezuma y Fernando Méndez, quienes pese a ser claves del género en México no contaban con un reconocimiento popular.

A lo largo de las 16 ediciones de Macabro, el primer festival en el país dedicado al cine de horror y pionero en América Latina, Campos notó que el género crece en producción y realización.

Lo hace, apuntó, con directores que crecieron a la par que el festival haciendo cine con sus propios recursos y de manera particular ubicándose al norte del país, en ciudades fronterizas como Tijuana.

Expuso que a pesar de la “comezón” y la “indigestión” que le causa a las instituciones un festival como Macabro, este se ha sostenido por su programación y por la inclusión de directores no tan conocidos del género, venidos de diversos países.

En ese sentido, Edna Campos señaló que a Puebla el festival Macabro llega por tercera ocasión como parte de la programación de Cinefilia, un proyecto coordinado por Iván Contreras, miembro del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla.

Definió que la programación pensada para esta ciudad está pensada para acercar el cine de creadores contemporáneos, por lo que se mostrarán siete largometrajes y 14 cortometrajes, estos últimos como parte de las secciones Macabróstica volumen 2 y Macabro XVI, una selección de cortometraje mexicano.

Asimismo, informó de la realización del taller Creación de guion de terror paso a paso, impartido por Sandra Becerril, autora de la novela La calle de las brujas y guionista de la cinta Desde tu infierno, por citar algunas. Dicha master class será este mismo martes 6 en el Complejo Cultural Universitario de la UAP.

Por último, Iván Contreras señaló que la presencia de Macabro en Puebla se debe a que el programa Cinefilia busca generar una cultura cinematográfica acercando al espectador a un cine diferente.

“Los festivales tienen una función vital para ello y para generar nuevas audiencias”, consideró y cerró al decir que con este programa se reciben muestras de 10 festivales en el país y cuatro locales.

Para conocer los horarios se puede consultar el sitio electrónico http://macabro.mx/macabroenpuebla-programacion-completa/