Cierran transportistas por más de cinco horas la carretera federal a Atlixco

Taxistas y opera dores de la Línea Acapetlahuacan bloquearon por más de cinco horas el acceso norte a la carretera federal a Atlixco en protesta por la presencia de unidades pirata y presuntas agresiones por parte de la ruta Transportes Puebla–Tlaxcalancingo (TPT).

De acuerdo con los lugareños, el cierre de la vialidad se suscitó tras un supuesto choque que causó uno de los vehículos de la Línea TPT que circulaba sin permiso de las autoridades, a un automóvil particular.

Los inconformes acusaron al alcalde de Atlixco, José Luis Galeazzi, y al director de Seguridad Pública, Javier Castillo, de estar coludidos con los transportistas.


Por su parte, el representante legal de Acapetlahuacan, Héctor Castillo Flores, acusó que la línea TPT no tienen terminal de ascenso y descenso, debido a que su base fue clausurada por haber sido construida ilegalmente en el Centro Histórico de la localidad.

Sin embargo, sostuvo que las autoridades municipales les permiten permanecer por los pagos mensuales que realizan, a manera de “mordida”.

Dijo que durante una asamblea informativa, los transportistas dieran a conocer todos los abusos que la línea TPT comente en contra del resto de las empresas del ramo, por el hecho de contar con la protección de las autoridades.

Este lunes, alrededor de las 9 horas los inconformes cerraron el bulevar Rafael Moreno Valle, luego que un chofer de la ruta TPT chocó con una camioneta particular y después se dio a la fuga.

Al parecer, el chofer de la unidad pública se echó de reversa y golpeó la parte frontal del automóvil que esperaba el semáforo en verde para poder circular.

Fue entonces que el dueño del auto particular buscó al conductor para que pagara el golpe, quien al tratar de huir del lugar fue tundido a golpes por la gente de la Línea Acapetlahuacan, perteneciente a Castillo.

En ese sentido, los transportistas pidieron el apoyo de la Dirección de Tránsito Municipal de Atlixco, pero nunca respondieron al llamado de auxilio.

De tal suerte, que el vehículo de la línea Puebla–Tlaxcalancingo fue interceptada por dos combis, lo que generó una pelea entre los conductores.

Posteriormente, los transportistas y taxistas se concentraron en una de las entradas al municipio para bloquear la vialidad, en protesta de los abusos cometidos por TPT.

Durante la manifestación, los quejosos pidieron la destitución del director de Seguridad, Javier Castillo, y que el alcalde de Atlixco frente el “favoritismo” por esta empresa.