Ciberataque a Sony causó cancelación del estreno de comedia sobre el líder norcoreano

El ciberataque que forzó a Sony Pictures a cancelar el estreno de una comedia sobre el líder norcoreano se convirtió este jueves en un problema de seguridad nacional para Estados Unidos, que estudia una respuesta “proporcional”.

El presidente Barack Obama considera que este ataque informático es “un serio asunto de seguridad nacional”, que ha obligado al FBI y al Departamento de Justicia a lanzar una amplia investigación, según explicó su portavoz Josh Earnest.

Los asesores del mandatario estadounidense se reúnen a diario para analizar el progreso de las pesquisas y para estudiar “una serie de opciones” que den una respuesta “proporcional” al ciberataque.


Medios estadounidenses afirman que las autoridades tienen la certeza de que Pyongyang es responsable de la filtración masiva de información de los estudios, pero el portavoz de la Casa Blanca dijo no estar en situación de confirmarlo.

El gobierno de Corea del Norte ha negado categóricamente cualquier vinculación con el ataque perpetrado el 24 de noviembre.

El ciberataque, reivindicado por el grupo autodenominado Guardianes de la Paz o GOP (Guardians of Peace, en inglés), dejó a la luz cientos de correos electrónicos internos, datos salariales y números de seguridad social de trabajadores y hasta guiones en preparación.

Una fuente de los estudios de Hollywood, que pidió el anonimato, señaló a la AFP que “todo indica” que Corea del Norte está detrás de este “ataque terrorista”.

“Esto es mucho más grande que nosotros”, agregó la fuente, en referencia a que los conflictos entre países son ahora “guerras que se llevan a cabo a un nivel cibernético”.

“Una respuesta débil solo animará a Corea del Norte y llevará a más ataques serios, aunque no se demuestre que es el culpable”, afirmó a la AFP Bruce Bennett, analista en defensa en la firma RAND Corporation.

El Departamento de Estado ofreció “ayuda y asistencia” a Sony Pictures para responder al ataque informático.

 

– Ni rastro de la película –

 

El grupo GOP amenazó a los estudios de graves consecuencias si estrenaban el 25 de diciembre “The Interview”, una comedia sobre una operación ficticia de la CIA para asesinar a Kim Jong-un.

Los piratas informáticos evocaron los ataques del 11 de septiembre de 2001 para advertir a los aficionados que fueran a ver la película, provocando que las cadenas de salas de cine más importantes de Estados Unidos decidieran no proyectar la cinta.

Como consecuencia, Sony Pictures anunció de su lado que retiraba completamente de los mercados la película, una decisión que puede costarle mucho dinero en la importante temporada navideña.

“Hay mucha tristeza en la empresa porque esto haya acabado así. Debemos respetar lo que los propietarios de las salas de cine necesitan para conservar a sus audiencias”, puntualizó la fuente de Sony.

La compañía se apresuró este jueves a retirar todos los carteles que promocionaban el film en Estados Unidos.

El escritor brasileño Paulo Coelho propuso pagar a Sony los derechos de la parodia por 100.000 dólares y difundirla gratis en su blog al considerar que se trata de “un precedente terrible” por “miedo”.

El autor de las novelas que inspiraron la serie “Juego de Tronos”, George R.R. Martin, ofreció de su lado su sala de cine en Santa Fe (Nuevo México, suroeste).

 

– Indignación en el cine –

 

Personajes públicos de todos los ámbitos reaccionaron a la decisión de Sony, la mayoría preocupados ante lo que consideran una violación a la libertad de expresión como Steve Carell, Mia Farrow y Rob Lowe.

“El presidente (Obama) y su gobierno defienden a los artistas y los ciudadanos que buscan expresar sus opiniones de forma libre”, aseguró el portavoz de la Casa Blanca.

El excandidato presidencial republicano Mitt Romney pidió a Sony “no ceder, (sino) luchar”, así como estrenar en línea de forma gratis “The Interview”.

Los expertos de la industria del entretenimiento también manifestaron su preocupación de que la decisión de Sony marque un precedente.

“Lo más molesto de todo este caso es que los estudios pueden ceder y rendirse ante lunáticos”, dijo a la AFP el profesor de la escuela de cine de la universidad UCLA Richard Walter.

La industria especializada adelantó que Paramount canceló la proyección de “Team America: World Police”, una parodia animada en la que el exlíder norcoreano Kim Jong-il aparece como villano, estrenada en 2004 y que se iba proyectar nuevamente en algunos teatros en sustitución de The Interview.

El proyecto “Pyongyang” de Steve Carell quedó por su parte congelado.

El presidente de Sony Pictures, Michael Lynton, había prometido el lunes a sus trabajadores que las amenazas no destruirían a la empresa. El mismo día recibió dos demandas colectivas de empleados.

 

 

 

 

 

Con información de Afp.




Ver Botones
Ocultar Botones