Chalchihuapan: la recomendación de la CNDH aún incumplida

Chalchihuapan

Justo en un mes se cumplirán dos años de que el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas reprimió al pueblo de San Bernardino Chalchihuapan y ayer, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que la administración morenovallista no ha cumplido con la recomendación por violaciones graves que le hizo, debido a ese caso.

 

En la capital del país, el presidente del organismo, Luis Raúl González Pérez presentó el “Informe especial sobre las recomendaciones en trámite dirigidas a las autoridades federales, estatales y municipales”,  en el cual se detalla que, respecto a los 11 puntos que contiene la recomendación 2VG/2014 sobre Chalchihuapan, faltan cinco por cumplir, a decir: la creación de una fiscalía especial para investigar la agresión policiaca, la reparación de los daños causados a las víctimas –más de 100, según los pobladores, incluída la muerte del niño José Luis Alberto Tehuatlíe Tamayo, amén de la pérdida de facultades del habla y la vista, parciales, pero permanentes para varios de los pobladores- el ofrecimiento de una disculpa institucional a los agraviados, sanciones administrativas y penales contra los uniformados que ejecutaron el ataque.


 

El pasado 23 de marzo, en pleno periodo electoral y a dos años de distancia de los hechos violentos, el gobierno del estado pidió disculpas públicas a 13 pobladores de la comunidad indígena de San Bernardino Chalchihuapan, y en especial a la señora Elia Tamayo Montes por el asesinato de su hijo José Luis Tehuatlie Tamayo, la cual fue rechazada por la mujer, así como el pago que cubre la reparación del año.

Chalchihuapan, un vía crucis

La administración morenovallista pretendió así dar cumplimiento a la recomendación número 2V6/2014, emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) el 11 de septiembre de 2014 contra el gobierno de Rafael Moreno Valle, por la represión en Chalchihuapan.

 

En 11 puntos, el organismo exigió al gobierno poblano resarcir el daño a los afectados de la represión policiaca del 9 de julio de 2014, que dejó un saldo de un menor muerto, el hijo de Elia Tamayo Montes, y 13 lesionados durante la dispersión policiaca a una protesta en contra de las reformas a la Ley Orgánica Municipal.

 

La madre de José Luis Tamayo, Elia Tamayo Montes, quien enfrentó en estos últimos dos años el acoso del gobierno estatal, respondió que no hay precio ni disculpa aceptada por el asesinato de su hijo. En su lugar, demandó la liberación del ex alcalde de Chalchihuapan, Jairo Javier Montes Bautista, quien desde hace más  de un año está privado de su libertad como responsable de los hechos violentos, donde el niño Tehuatlie fue herido de muerte por una supuesta lata de gas lacrimógeno lanzada por policías estatales.

 

“Queremos la libertad de nuestro presidente Javier Montes Bautista y castigo a los policías; que no quede impune y que se abra la capilla de Guadalupe”, pidió Elia Tamayo,