El cerebro aún representa grandes desafíos, advierte Félix Luna Morales

Entre 5 y 7 por ciento de los niños del mundo padece trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD); 5 por ciento de los adultos también. Los pacientes suelen tener serios problemas de comunicación, cambian de empleo con frecuencia, son inestables en sus relaciones con los otros y tienen la necesidad imperiosa de mover las piernas. Muchos tienen dificultad para decidir su vocación. Hallar tratamientos es muy difícil, pues el padecimiento involucra muchas regiones del cerebro.

“El ADHD es muy complejo: involucra aspectos de atención, memoria y toma de decisiones (de ahí la complicación con las vocaciones), que activan distintas regiones cerebrales”, afirmó Félix Luna Morales, científico del Laboratorio de Neuroendocrinología de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la UAP, quien recalcó la importancia de conocer más sobre el padecimiento y mejorar los tratamientos existentes, uno de los objetivos por los cuales esta unidad académica se sumó a la conmemoración de la Semana Internacional del Cerebro 2018, que anualmente se realiza en más de 60 países.

Con la conferencia de Luna Morales, en la FCQ de la UAP inició un programa de actividades que empata con los objetivos planteados por The Dana Foundation, al instaurar la campaña global Brain Awareness Week: “Hacer conciencia de los progresos y beneficios de la investigación relacionada con el cerebro a fin de acelerar el descubrimiento de tratamientos a sus enfermedades y combatir el estigma de los desórdenes cerebrales a través de la educación”.


Durante su inauguración, el vicerrector de Investigación y Estudios de Posgrado de la UAP, Ygnacio Martínez Laguna, celebró los resultados de investigación en torno al cerebro humano, el cual, según estudios recientes, cambió su forma a nivel molecular hace 40 mil años, cuando sucedió la llamada revolución humana, para dar paso a comportamientos modernos como la utilización de herramientas, la codificación, el desarrollo de autoconciencia, el uso del lenguaje y los primeros dibujos de cuevas.

Sin embargo, continuó, aún nos encontramos ante múltiples interrogantes: ¿Cómo podemos movernos y reaccionar rápido? ¿Cómo se genera la autoconciencia? ¿Cómo crean los recuerdos y cómo podemos acceder a ellos? ¿Hasta dónde la plasticidad neuronal puede aliviar enfermedades? Aunado a estos retos, destacó la necesidad de ampliar la divulgación y el conocimiento disponible a una sociedad que padece de Alzheimer, Parkinson y demencia senil, que afecta a una población que envejece.

Con él coincidió el científico Luna Morales, quien en su conferencia destacó que las tendencias para dar tratamiento al ADHD comprenden no solo farmacoterapias, sino también la adaptación al medio, aceptación de las personas, mejorar la organización familiar, escolar y laboral y dar soporte externos profesional.




Ver Botones
Ocultar Botones