Puebla, envuelta en bruma por la ceniza volcánica

La tarde de ayer, la mayor parte de la zona metropolitana de Puebla quedó envuelta en una bruma con la ceniza volcánica emitida a las 2:32 de la madrugada por la erupción que el Popocatépetl realizo y que los vientos provenientes del sur levantaron del piso y desplazaron de los árboles y las azoteas. Adicionalmente hubo ráfagas de lluvia en algunos puntos de esta mancha urbana que asentaron las partículas volcánicas, aunque también desplazaron parte de la ceniza a los drenajes.

La gente por la calle procuraba proteger sus vías respiratorias y los ojos con lo que tenían a la mano: tapabocas, paliacates, bufandas, pañuelos, suéteres y otras prendas, incluso con las manos desnudas.

Los vulcanólogos clasificaron la actividad eruptiva, según el boletín del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), como de tipo estromboliano, que se caracteriza por la combinación de columnas de ceniza y la expulsión de fragmentos incandescentes.


El Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales de la Universidad Autónoma de Puebla (Cupreder) dio cuenta en su boletín de ayer por la tarde de la  región sobre la que estaba impactando la ceniza volcánica y señaló que ocurrieron fuertes ráfagas de viento y recibieron reportes de ello, de la zona de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, el boulevard Forjadores de Puebla, el Centro Histórico, Paseo Bravo, Chachapa, Cuautlancingo, La Margarita, Jardines de San Manuel y otras. El último boletín del Cenapred fue emitido a las 11:00 horas y no dieron cuenta de la situación que estaba padeciendo la zona metropoitana de Puebla.

Sin embargo, las cámaras instaladas por el Cenapred permitían observar hasta, bien entrada la noche, la incandescencia en el interior del cráter, claro indicio de que estaba la actividad presente.

El gobernador Rafael Moreno Valle Rosas descartó que por la actividad del coloso las comunidades cercanas al volcán tengan que ser evacuadas.

Ceniza volcánica desde las 2:32 de la madrugada

La explosión del Popocatépetl ocurrida este lunes 18 de abril a las 2:32 de la madrugada cubrió de una considerable capa de ceniza volcánica la región hacia el este noreste del cono al menos hasta cincuenta setenta de distancia. A las 7:30 reportaron que en ese momento seguía cayendo el producto de la erupción hasta Amozoc y otros municipios de esta parte de la zona urbana capitalina. Pobladores de las comunidades que se encuentran en la parte oriental del coloso informaron que desde las dos de la madrugada, los vidrios de sus ventanas temblaron y ruidos, “como si fuera a caer un chaparrón”, pero correspondientes al episodios despertaron a la gente, muchos de los cuales salieron, asustados, a las calles.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) publicó en su página una secuencia de boletines entre las 3:40 y las 6:00 am dando cuenta del hecho. El centro reportó que las primeras horas después de la explosión se informó sobre caída de copiosa y fina ceniza volcánica en San Pedro Benito Juárez –la comunidad más próxima al cráter, al este–, San Nicolás de los Ranchos y Tianguismanalco –más al noreste–, e incluso Huejotzingo y Texmelucan, a más de 35 kilómetros de distancia. Estableció que no hay necesidad de tomar medidas especiales para mitigar el riesgo al mantener su “semáforo” volcánico en amarillo fase II. (En este enlace se puede ver un video del reporte del Cenapred de la explosión)

El aeropuerto de Huejotzingo cerró sus operaciones hasta nuevo aviso. Hubo reportes de que la ceniza volcánica cayó hasta el estado de Tlaxcala, más allá de La Malinche. En muchas calles de la zona metropolitana de la ciudad de Puebla se levantaba la ceniza volcánica con la marcha de los autos y aún de la gente e incluso la visibilidad llegó a ser escasa en determinados momentos.

Ceniza volcánica

Sandra Barillas, del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales  de la Universidad Autónoma de Puebla, recogió la ceniza volcánica en San Pedro Cholula en una superficie de un metro cuadrado, y este material pesó 115 gramos. Este centro colabora en el proyecto de análisis de la ceniza volcánica que encabeza la doctora Ana Lillian Martin del Pozzo, del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Entrevistada telefónicamente, la doctora Martin del Pozzo señaló que fue una explosión muy considerable y que la ceniza sí puede producir daños a la salud, especialmente cuando es de tamaño muy fino, como al parecer es el caso. Recomienda usar tapabocas o paliacates y no salir a la calle mientras se pueda respirar este polvo magmático. A las 12 del día se reuniría en las oficinas del Cenapred el llamado Comité Científico del Popocatépetl para analizar la situación.

Igualmente, Carlos Tovar, del Cupreder, señaló que este episodio del Popocatépetl se presentó luego de una semana de explosiones de poca intensidad, pero que forma parte de una serie que entre el 3 y el 9 de abril fueron de gran impacto, una de las cuales incluso produjo incendios forestales al llegar fragmentos incandescentes hasta el bosque. Tovar insiste en que es necesario revisar los procedimientos preventivos para la población, pero estima que sería necesario que en este momento la Secretaría de Educación Pública considerara, a partir de la información adecuada, suspender clases.

 Explosiones del mes, según el reporte del Cenapred:

Reporte Cenapred