Cede la ST a presión de transportistas; liberará las 40 unidades detenidas

La Secretaría de Transporte del estado (ST) cedió a la presión de concesionarios adheridos a la Asamblea Permanente del Transporte de Puebla, luego de dos días de protestas, y se comprometió a entregar este fin de semana las 40 unidades retenidas y a que el titular de la dependencia transparente, el próximo viernes 12 de julio, el proyecto ejecutivo de la segunda línea del metrobús.
Con esto se echa por tierra el anuncio de la paralización del transporte público para hoy viernes en la zona sur de la capital.
El acuerdo fue confirmado por Samuel Méndez, dirigente de la Asamblea Permanente del Transporte de Puebla, quien dijo, confiado, que la ST cumplirá su palabra.
Como parte de la negociación, la ST aseveró que el día de la presentación del proyecto ejecutivo estará presente un especialista que explicará a detalle la obra, sus beneficios y sus desventajas.
También se dará se dará a conocer si se retirarán las casi mil concesiones a los transportistas que laboran sobre la avenida 11 Norte–Sur, donde atravesará el segundo ramal de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).
La mañana de este jueves, alrededor de medio centenar de transportistas realizaron una protesta frente a las oficinas de la Secretaría de Transporte (ST), en la colonia La Paz, para exigir a la autoridad estatal la devolución de sus unidades de diversas rutas que operan en el sur de la capital, las cuales fueron detenidas el martes y miércoles.
Samuel Méndez reclamó que la detención de los camiones fue una represión por parte del gobierno morenovallista para que los transportistas desistan de la protesta que tienen en contra de la construcción de la segunda línea del metrobús.
Como ejemplo citó su caso. Dijo que le acumularon hasta siete multas en contra de sus unidades, que ascienden a los 10 mil pesos, y aunque tiene pensado pagar las infracciones que no cometió, la Secretaría de Transporte no se compromete a entregarle sus vehículos.
Por la tarde, el vocero de los afectados confirmó que se desistió del paro generalizado del transporte público en la zona sur de Puebla, luego de dialogar con las autoridades estatales.
El miércoles, más de 2 mil transportistas adheridos a la Asamblea Permanente del Transporte de Puebla marcharon desde diferentes puntos de la capital, para exigir al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas la cancelación de la construcción de la segunda línea del metrobús, por ser un proyecto monopolizador del servicio, carente de planeación y que dejaría sin empleo de forma directa e indirecta a más de 10 mil personas.
La protesta fue encabezada por los transportistas y dirigentes de varias agrupaciones sociales, sindicales y campesinas que conforman el Frente Amplio Social, como es el caso del Sindicato de Telefonistas, el Movimiento Alternativa Social, el Sindicato Único de Trabajadores del Hospital para el Niño Poblano, la organización de comerciantes 28 de Octubre, entre otros.
Como medida de represión, el gobierno del estado detuvo 40 unidades de transporte público a los manifestantes.