CNDH protege intereses de Moreno Valle en caso gasoducto Morelos: UCD

El líder de la Unión Campesina Democrática (UCD), Mario Vélez Merino, y defensor de las comunidades de Atlixco afectadas por la instalación del Gasoducto Morelos, acusó que el resolutivo de la CNDH en contra de Enedina Rosas Vélez responde a intereses del sistema y protege al propio Rafael Moreno Valle de la “fabricación” de delitos contra la ex comisariada ejidal de Xonacayucan.

Por esta razón reclamó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos reconsiderar el resolutivo en contra de Enedina Rosas y dos opositores más al proyecto; de lo contrario dijo no tiene sentido su existencia.

“La CNDH no debe existir en México porque protege la impunidad y da la espalda a los defensores comunitarios, que son de los más violentados en sus garantías”, señaló.


El dirigente campesino argumentó que después de medio año en prisión, Enedina Rosas fue liberada por el gobierno de Moreno Valle y la empresa transnacional Bonatti Spa, no pudieron sostener los señalamientos en su contra.

Mario Vélez informó que esto se debió a que nunca contaron con elementos y pruebas para argumentar los delitos fabricados.

“El resolutivo en contra de los tres defensores de la tierra evidencia, una vez más, que en el estado de Puebla se violan los derechos humanos e incluso la normativa internacional”, arguyó.

Ante la postura contradictoria asumida por la CNDH, reveló que ningún personal de la Sexta Visitaduría visitó a Enedina Rosas en prisión, ni siquiera investigó los hechos ocurridos en Xonacayucan.

“Jamás llegó gente de Derechos Humanos a buscar a Enedina, jamás visitó Xonacayucan; no hubo una investigación del caso, se resolvió en el escritorio”, condenó.

Sin embargo, el líder campesino refirió que no se puede esperar otra postura de la CNDH que ha sido omisa y protege a las autoridades en casos tan graves, como la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero; el asesinato de los corresponsales de La Jornada, Miroslava Breach y Javier Valdez; el homicidio del niño José Luis Tehuatlie Tamayo, en la comunidad de Chalchihuapan, y la ejecución de las dos niñas poblanas Nefertiti y Grecia, en Veracruz.

“Un organismo que debería velar por los derechos humanos de la población es parte de esta ofensiva de impunidad que sufre el pueblo de México”, concluyó.

Por último, dijo que la postura de la CNDH solo alienta a la lucha contra el mal gobierno hasta derrocarlo. “No podemos seguir con estos gobiernos que golpea, asesina y desaparece a los luchadores sociales, e inclusive a los periodistas”.