Castillo Montemayor, crítico de RMV, es detenido acusado de peculado

Prisión domiciliaria en Atlixco: Después de 24 horas llega Castillo Montemayor ■ Foto José Castañares

En lo que podría entenderse como un nuevo acto de venganza de parte del gobernador, Rafael Moreno Valle Rosas, el ex titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Castillo Montemayor, fue detenido la tarde de este martes por agentes de la Policía Ministerial acusado del delito de peculado, por un monto de 39 millones de pesos.

El ex funcionario, quien fue titular del área en el sexenio encabezado por el priista Mario Marín Torres, se ha destacado como uno de los principales críticos de la administración del panista en materia ambiental, y desde abril pasado denunció cómo el mandatario estatal dejó deteriorase Flor del Bosque para tratar de justificar una remodelación que no era necesaria.

Castillo Montemayor agregó en su momento que, como secretario saliente, entregó en perfectas condiciones el parque en 2011, lo cual no solo quedó demostrado con el acta de entrega–recepción que la ley obliga en la transición de una administración pública a otra, sino con el reconocimiento que ese mismo año le entregaron la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional Forestal como el principal centro público en el país para el aprendizaje del cuidado del medioambiente y que recogió su sucesora en el cargo por parte de la administración morenovallista, Amy Louise Camacho Wardle.


“Flor del Bosque fue el centro de capacitación más importante de México en materia de educación ambiental, por el contenido de la capacitación y educación que se daba ahí de manera informal; por la infraestructura, por las especies de flora y fauna que había, por el personal capacitado. Esto fue certificado por el Centro de Educación y Capacitación Ambiental de la Semarnat. Eran tres los centros de capacitación ambiental más importantes en el país, los otros dos son privados, el único público era Flor del Bosque”, dijo Castillo en una entrevista con La Jornada de Oriente.

El 13 de septiembre pasado, el gobernador Rafael Moreno Valle inauguró la remodelación del Flor del Bosque, y dijo: “Hoy podemos ver que Puebla cambió para bien (…), incluso escuchamos a funcionarios del gobierno pasado, que no sé con qué autoridad política o moral se atreven a hablar, no dieron resultados en lo absoluto; en cualquier tema podemos medirnos, demostrar que Puebla ha cambiado para bien”. Todo indica que el aspirante a la presidencia de la República se refería a Castillo Montemayor.

Castillo reviró al gobernador retándolo a hacer una comparación sobre sus respectivas trayectorias en el servicio público, para saber quién podía hablar de probidad y a quién se podía acusar de actos de corrupción.

En lugar de Moreno Valle fue el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, Rodrigo Riestra Piña, quien contestó a Castillo Montemayor y el 18 de septiembre lo acusó de haber cazado “y degustado” (sic) especies en extinción, como venados y jabalíes, criados en el Parque Flor del Bosque, cuando fue funcionario en el sexenio pasado.

“En esas comidas y cenas se degustaban jabalíes y venados que eran asesinados dentro del parque y eran utilizados como degustación para atender a sus comensales. Cuando estos bacanales (sic) terminaban se usaban las instalaciones de las cabañas para pernoctar varios días a la semana (sic)”.

Riestra Piña anunció entonces que tramitaría una denuncia por esos hechos y el supuesto mal manejo de recursos públicos cuando Castillo Montemayor fue titular de la desaparecida Secretaría del Medio Ambiente.

En respuesta, Castillo Montemayor dijo sobre la amenaza de Riestra: “Yo lo acompaño a la Profepa, que presente lo que tenga que presentar porque serán pruebas fabricadas, como las que acostumbran en este gobierno para amedrentar”.

Luego le recordó a Riestra Piña que tiene en su poder el acta de entrega–recepción de Flor del Bosque y que usaría dicho documento para verificar ante tribunales si es necesario el daño que la administración morenovallista.

“Es un absurdo lo que declara este muchacho, ya no saben ni cómo salir del hoyo de porquería en que están metidos y piensan que porque manejan los tribunales en Puebla me van a amedrentar, me quieren hacer lo que a Martín Camacho, pero se equivocaron de persona, porque no me voy a callar”, abundó Castillo, quien así se refirió al caso del ornitólogo Martín Camacho Morales, quien por defender el aviario del Parque Revolución Mexicana fue demandado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, pero interpuso un juicio ante la Sala Especializada del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

Hasta antes de sus críticas y el reto que hizo a Moreno Valle, el nombre de Castillo Montemayor no había figurado entre los funcionarios marinistas señalados por el actual mandatario y sus colaboradores, como corruptos o con actividades irregulares.

En lo que va del sexenio se han contabilizado más de 250 presos, procesados o perseguidos políticos por el gobierno de Rafael Moreno Valle, según lo ha informado el Comité para la Libertad de los Presos Políticos y el Cese a la Represión Social en Puebla.

Versión de la FGE sobre detención de Castillo Montemayor

Sobre la detención de Castillo Montemayor, la Fiscalía General del Estado emitió por la noche, el boletín que se transcribe íntegro a continuación:

“La Fiscalía General del Estado cumplió la orden de aprehensión dictada por un juez penal en contra de Francisco Eduardo Castillo Montemayor, quien fungió como secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales en el sexenio pasado y quien deberá responder ante acusaciones por el delito de peculado.

“En la causa penal se sustenta que en el año 2008 el entonces funcionario hizo un mal manejo de recursos públicos por más de 39 millones 275 mil pesos, al realizar movimientos ilícitos ante la supuesta adquisición de equipo para tratar basura y que se destinaría a 11 municipios.

“Se constató dentro de las diligencias desarrolladas que dicho equipamiento no existe o, en otros casos, no funciona, por lo que ante las pruebas acumuladas en las investigaciones se acreditó el ilícito y un juez penal ordenó la captura de Castillo Montemayor.

“En cumplimiento al mandato judicial, agentes estatales de investigación ubicaron al imputado y lo trasladaron a un Centro de Reinserción Social para poder ponerlo a disposición de la autoridad competente”.