El capo abatido ayer, estaba formando un nuevo cártel y habría matado a 6 policías de Amozoc: SSP

FOTO: esimagen / Jafet Moz

El llamado “Comandante 30” y los seis integrantes de la banda de “Los Cuijes” que fueron abatidos ayer en un enfrentamiento con la Marina, pretendían formar un nuevo cártel, usurpando el nombre de Puebla Segura, que utiliza el grupo de coordinación para combatir a huachicoleros, del que participan autoridades de los tres niveles de gobierno.

Además, el líder y sus secuaces podrían haber tomado parte en la ejecución de seis policías de Amozoc el mes pasado.

Lo anterior fue expresado esta mañana por el secretario de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodríguez y por el fiscal Regional Jaime Huerta en una rueda de medios.


El funcionario de la Fiscalía General del Estado (FGE) dijo que entre las armas de los huachicoleros muertos en el enfrentamiento contra la Marina ayer, había pistolas de los uniformados: “con esto confirmamos que son los responsables del homicidio de los seis policías municipales de Amozoc”.

Morales señaló que “El Comandante 30” –cuyo nombre no ha sido revelado–,  pretendía formar un cártel de cárteles y eso generó inestabilidad y violencia en Puebla, pues el líder y su grupo, en alianza con “Los Cuijes” son los responsables de los levantones y descuartizamientos de sus adversarios.

Hay al menos 5 videos publicados en redes sociales y que también circularon en plataformas de mensajería inmediata, en los que “El Comandante 30” amenaza a sus enemigos, recordó.

El llamado “Comandante 30”, que fue abatido con seis integrantes de la banda de “Los Cuijes” ayer, pretendía formar un nuevo cártel que se llamaría “Puebla Segura”, igual que el grupo de coordinación oficial creado por el gobierno del estado, del que también participan instituciones federales y municipales.