Canirac alerta sobre presencia de carteristas en restaurantes, sobre todo del Centro Histórico

FOTO: esimagen / Jafet Moz

En los restaurantes de Puebla no se registra un aumento en hechos de inseguridad, sin embargo sí prevalece el problema de la presencia de carteristas, confirmó José Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Detalló que si bien los asaltos no se han disparado, sí han detectado la presencia de gente que se dedica a sustraer pertenencias de las bolsas de clientes.

“Sí seguimos con algunos robos ahí de carteristas, de gente que se mete a los negocios a robar bolsas, a robar no a mano armada sino de que le sustraen alguna pertenencia”.


En las últimas tres semanas han sido alrededor de seis casos detectados en establecimientos afiliados a la Canirac.

Está situación les ha traído algunos problemas con clientes, quienes echan la culpa al personal del restaurante, principalmente a meseros, de la pérdida de algunos de sus objetos personales.

Sin embargo, al mostrarles vídeos se les confirma que los empleados no tienen ninguna participación.

“El trabajo que hace cada restaurante para convencer al cliente que le robaron que no se quede con ese mal sabor de boca, a lo mejor le regalas la cuenta o le das alguna cortesía para que regrese y se quede con buen saber de boca”.

El dirigente de la cámara culpó  en cierta medida a los mismos comensales, de quienes dijo se dedican a degustar de los platillos y bebidas, tanto que se olvidan de estar al pendiente de sus bolsas y carteras.

Rodríguez Pacheco comentó que este problema se está presentando sobre todo en los restaurantes del Centro Histórico de la ciudad de Puebla, por lo que recomendó a los clientes tomar sus precauciones para evitar ser víctimas del delito.

“El turismo es muy descuidado, llegan a comer y dejan la bolsa por este lado, dejan el celular del otro lado y se dedican a comer”.

Asimismo, especificó que rara vez se presentan casos de asaltos a mano armada en los negocios de venta de alimentos y bebidas.