Candidato a gobernador derrotado será el nuevo delegado del PRI poblano

Líder nacional del Panal pide a maestros no votar por AN, sí por MEAH y Meade.

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI operará la elección 2018 de Puebla a través del senador por Zacatecas José Marco Antonio Olvera Acevedo, candidato a la gubernatura derrotado en su estado que rendirá protesta de cargo como delegado del CEN mañana en asamblea estatal.

De acuerdo con su currículum, Olvera fue presidente estatal del Revolucionario Institucional en su estado natal, diputado local y presidente municipal de Sombrerete. En la década de los noventa fungió como delegado del CEN en Coahuila, Chihuahua y San Luis Potosí.

La designación de Olvera la anunció el presidente estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac, quien aseguró que el tricolor va por la victoria en 2018, después de tres derrotas electorales consecutivas.


 Acusan que el PRI pactó su derrota el próximo año

El arribo de Olvera Acevedo a Puebla se da en medio de versiones de que la cúpula del PRI pactó su derrota en Puebla en los comicios de gobernador del próximo año para garantizar que el PAN se mantenga en el poder un sexenio más.

Entre los políticos que han denunciado un amasiato entre el Revolucionario Institucional y Acción Nacional se encuentra el diputado federal Alejandro Armenta Mier, quien renunció al tricolor este año por esa razón.

No es la primera vez que surgen ese tipo de señalamientos. En la elección de gobernador de 2016 se acusó al secretario de Gobernación federal, Miguel Ángel Osorio Chong, de apostar por la derrota del tricolor.

Álvaro Delgado, periodista del semanario Proceso, afirmó el 11 de abril de 2016 que el funcionario federal facilitaría el triunfo del PAN para tener de su lado al ex gobernador albiazul Rafael Moreno Valle en la elección presidencial de 2018, en el que ambos buscarían impedir el triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

 La Segob permitió la alianza entre el Panal y el PAN: Barbosa

La influencia de Osorio Chong sobre el PRI poblano también la señaló el senador Luis Miguel Barbosa Huerta en marzo de 2016, durante una conferencia de medios en la que dijo que la Segob influyó para que Nueva Alianza y el PT se coaligaran con el PAN.

Afirmó que la secretaría que encabeza Osorio pudo ordenar al Panal y al partido de izquierda aliarse con el tricolor, como sucedió en la mayoría de las entidades federativas que tuvieron proceso comicial ese año, pero no lo hizo.

“Al Partido del Trabajo y a Nueva Alianza le permitieron ir en coalición en Puebla con el Partido Acción Nacional”, enfatizó Barbosa.

Tres meses después de la rueda de prensa del senador, el Instituto Electoral del Estado (IEE) declaró el triunfo del frente que conformaron esas tres fuerzas políticas, en el que también participaron los partidos estatales Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI).