Cañada Morelos: suman 9 homicidios en menos de un mes

Violencia no cesa en Cañada Morelos.

Cañada Morelos.- n La violencia no da tregua en este municipio, que registra un alto número de homicidios, en menos de un mes, cantidad que se elevó con la ejecución de dos hombres, durante el fin de semana, quienes fueron ultimados en la junta auxiliar de San Antonio Soledad.

 

Vecinos de la población reportaron, la tarde del viernes, que en esa comunidad se dio una balacera, en la cual perdieron la vida dos hombres, cuyos cuerpos quedaron tirados en la calle Juárez, casi esquina con la avenida Zaragoza, justo frente a la escuela primaria Ignacio Allende.


 

Los fallecidos viajaban a bordo de una camioneta Pick Up, color gris, placas de circulación XWS-48-06, la cual fue perseguida en las calles de San Antonio Soledad, por una unidad, color negro, en la que iban varios sujetos con armas de grueso calibre.

 

En cuanto la camioneta negra alcanzó a la de color gris, los hombres de la primera unidad accionaron sus armas de fuego y tras dar muerte a los dos tripulantes de la unidad Pick Up, se dieron a la fuga a toda velocidad.

 

La camioneta gris presenta varios orificios en el parabrisas, mismos que los peritos analizarán para determinar la dirección de las balas, hasta el momento se desconoce la cantidad de disparos que dieron en el cuerpo de Fabián y Reynaldo, de 20 y 25 años de edad, nombres con los que fueron identificados los occisos.

Los encontraron muertos en Cañada Morelos

Corporaciones de auxilio y policías municipales, fueron los primeros en arribar al lugar; al revisar a los hombres se percataron que ya no tenían signos vitales, por lo cual se notificó a la Fiscalía General del Estado.

 

Cabe recordar que en este municipio, ocurrieron ya otras ejecuciones, entre ellas la de dos adolescentes, oriundos de Esperanza, quienes fueron secuestrados a bordo de su propio vehículo y después privados de la vida a pocos kilómetros de la población.

Horas antes de que se cometiera ese doble homicidio, un hombre de 23 años de edad, fue sacado por la fuerza de su domicilio, por un comando armado que lo acribilló a pocos metros de su hogar.

 

Días después un grupo de hombres armados abrió fuego contra una vivienda, el Palacio Municipal y una patrulla, todo ello en pleno centro de la cabecera municipal, producto de lo cual otro hombre pereció.

 

A esas muertes se sumaron la de tres mujeres que fueron, presuntamente, ultimadas a golpes y tiros por un adolescente, quien tenía parentesco directo con las víctimas; y el menor fue detenido en el lugar de los hechos.