Canaco apelará jurídicamente el nuevo horario de venta de alcohol en zona metropolitana

Venta de alcohol: restricción baja 39.8% los delitos en Puebla, señala Evaluare.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) no descarta recurrir a recursos legales para evitar la aplicación del horario restrictivo de venta de alcohol en la zona metropolitana de la ciudad de Puebla, como lo anunció el edil Luis Banck Serrato.

“Tendríamos que revisar jurídicamente qué procede. Nos extraña mucho esto, porque hemos estado trabajando en conjunto”, dijo el presidente del organismo, Rafael Herrera Vélez.

En el supuesto de aceptar de nueva cuenta esa medida, consideró que debe ser con piso parejo para negocios de todos los giros que venden bebidas alcohólicas, independientemente de si es en botella cerrada o abierta.


Refirió que en la reunión que el martes sostuvieron con Juan Carlos Morales Páez, secretario general del municipio de Puebla, no les informó de que tal medida entrará en vigor esta semana (pese a que el presidente municipal ya lo hizo público) y que se extendería a municipios de la zona metropolitana, como San Andrés Cholula, Cuautlancingo y Coronango.

En el encuentro número 18, en donde estuvieron, además, un representante del alcalde y personal de Normatividad Comercial, el dirigente reiteró a las autoridades municipales asistentes que hay inconsistencias en el estudio que midió el impacto de la prueba piloto del horario, el cual realizó Evaluare.

Abundó que la decisión de retomar la medida con base en el análisis de la citada empresa no es buena idea porque está fuera de la realidad de la capital.

Recordó a Luis Bank que al iniciar su gestión como presidente se comprometió a ejercer un gobierno abierto al diálogo, por lo que debe de conducirse en este sentido en el tema del horario restrictivo. De no tomar en cuenta la opinión de los empresarios, expresó, incurriría en una contradicción.

Entre las inconsistencias que Canaco acusa existen en la valoración de Evaluare está el hecho de que se basa en llamadas realizadas al 911, pese a que únicamente 2 por ciento de los reportes son reales.

Asimismo, expone que durante el horario de restricción, en los años 2016 y 2017, la incidencia delictiva fue de 12.5 por ciento, es decir que solo se cometieron uno de cada 10 delitos.

El organismo también está inconforme porque no incluyó aspectos relevantes que permitan contextualizar el fenómeno, como datos sobre el consumo de alcohol.