Canacintra considera que en Puebla la delincuencia está desatada

La inseguridad en Puebla está desatada, pero no es un fenómeno exclusivo de esta entidad sino de todo el país, consideró Gabriel Covarrubias Lomelí, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

“Que la inseguridad se ha rebasado aquí en el estado y en la ciudad, vemos que no es propio de Puebla, eso pasa en todo lados. Y no es decir mal de muchos consuelo de pocos, eso está pasando a nivel nacional, son decisiones que debe resolver cada uno en los gobiernos municipales, en los gobiernos estatales”.

Lo anterior al condenar el asesinato de Juana Iraís Maldonado y  Erika Cázares, candidata a diputada local por el PVEM y regidora en el municipio de Juan Galindo, respectivamente.


“Es un acto sin justificación”, expresó el líder de los industriales.

 

Cuestionado sobre si debe Víctor Antonio Carrancá Bourget continuar al frente de la Fiscalía General del Estado (FGE), ante los cuestionados resultados que ha dado, dijo que debe ser el gobernador José Antonio Gali quien evalúe esta posibilidad.

Empero, Toma Ulrich Kiwus, presidente del sector Autopartes de Canacintra, sí se pronunció porque se haga una evaluación del desempeño del fiscal.

Afectaciones mínimas por aranceles impuestos a acero y aluminio

Gonzalo Hernández de la Torre presidente del sector metalmecánica de Canacintra, vaticinó que habrá un encarecimiento de entre 6 y 8 por ciento en acero, dependiendo del tipo, pero incluiría perfiles, varilla, viga, placas o rollo en frío.

Sin embargo, dijo que los precios siempre son variables y no necesariamente incrementarán por los aranceles que el gobierno estadounidense impuso al acero y al aluminio.

“Todo depende de la situación de cada producto. La varilla a fin de año tienden los inventarios a estacionarse por el tema de las declaraciones fiscales y hay un incremento, es más por temporada”.

El empresario exhortó a los proveedores de acero a no especular con los precios.

La Canacintra tiene detectadas 784 talleres que utilizan acero, como son herrerías, estructuristas, pequeños molinos y matrizadoras, entre otros.

Hernández de la Torre recalcó que en la entidad no hay empresas exportadoras de acero como materia prima, aunque sí ya transformado, como es el sector  automotriz, pero los automóviles estarán exentos de este gravamen.

Comentó que Estados Unidos no produce el suficiente acero que necesita, por lo que se ve obligado a importarlo de México, Canadá, Brasil, Corea del Sur y Rusia.

“Sigo sin entender por qué le subes a algo que no produces. Tiene su déficit y le subes el precio a algo que va a entrar a tu país aunque no quieras, que de por sí no te alcanza a producir y estoy seguro de que van a tener un problema allá”.

En ese sentido, Gabriel Covarrubias, presidente de Canacintra, expuso que México depende en buena medida de Estados Unidos, pero también hay otros tratados que debe aprovechar, como el Transpacífico y el que tiene con la comunidad europea.