Camaradas

“…un conjunto de corrientes ideológicas y políticas que fluyen desde distintas geografías y experiencias históricas para conjugarse en el espacio mexicano."

 

Una y varias veces escribiremos la historia. El curso de los acontecimientos nos obliga a revisar permanentemente el pasado. Como también el hallazgo de nuevas fuentes. Ni qué decir acerca del futuro que pretendemos alcanzar.

Del comunismo mexicano, corriente político-ideológica arraigada hacia la segunda mitad del siglo XIX, en realidad no a una larga distancia del surgimiento de éste en el mundo, se han escrito varias historias.


Significativamente, muchas de ellas, autorías de los mismos participantes en el movimiento.

Aun no puntual, un seguimiento de éstas incorporaría los nombres de Barry Carr, Marcela de Neymet, Sergio de la Peña, Enrique Semo, Gerardo Peláez, Arturo Martínez Nateras, Jorge Castañeda, Enrique Condes, Joel Ortega, Manuel Márquez, Octavio Rodríguez Araujo, Paco Ignacio Taibo II, Elvira Concheiro y más.

La novedad en el tema es la que nos ofrece Carlos Illades, coordinador de Camaradas. Nueva historia del comunismo en México, libro compuesto por diez apartados que arman el mapa histórico de la expresión en este país: “una cultura que marcó el siglo XX”.

Cultura, subrayan coordinador y quien escribe, puesto que no sólo fue una expresión que influyó en las artes (lo que se analiza en varios de los capitulados del libro) sino también “práctica organizada, con medios y circuitos propios, que buscó provocar la reflexión dentro del campo popular, producir conciencia, para tomar uno de sus conceptos predilectos”.

Un fantasma recorrió el mundo del siglo XIX. El mundo del anarquismo, Marx, Engels, Zola y Dostoyevski. Un fantasma que, imposible evitarlo, se asentó en México con maneras particulares y que Illades observa así:

“…un conjunto de corrientes ideológicas y políticas que fluyen desde distintas geografías y experiencias históricas para conjugarse en el espacio mexicano. Y acaso la de menor presencia en el momento fundacional del Partido Comunista Mexicano (PCM) sea sorprendentemente la comunista”.

Tras el apartado de inicio, substanciosa mirada al génesis del comunismo planetario, Camaradas… avanza en la conformación de la panorámica de la expresión nacional. Lo que hace apoyándose en una periodización y selección de objetos de estudio muy particular.

Mapa, con sus respectivos autores, que se presenta así:

  1. La creación del PCM y el papel que jugaron en ésta personalidades políticas de otras latitudes. (Daniel Kent Carrasco).
  2. Las primeras inserciones del PCM en la vida política mexicana, resultante de la Revolución. (Víctor y Lazar Jeifets).
  3. La influencia que tuvo Vicente Lombardo Toledano, lo mismo en la política nacional que en la del PCM, en el contexto del inicio de la supremacía ideológico-política de la Unión Soviética, y de Stalin, especialmente. (Patricio Herrera González).
  4. La inobjetable presencia del PCM y destacados miembros en organizaciones de la cultura nacional (Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios), en el contexto del avance del fascismo en el mundo. (John Lear).
  5. La importancia que tuvo la política editorial del PCM (libros, publicaciones periódicas) en la sociedad mexicana. (Sebastián Rivera Mir).
  6. La relación del PCM con la experiencia del exilio y la divulgación de la filosofía marxista (Wenceslao Roces, traductor de El Capital). (Alejandro Estrella).
  7. El papel de las publicaciones periódicas del PCM en los nuevos años. (Luciano Concheiro y Ana Sofía Rodríguez).
  8. La manera en que el PCM asimiló la renovación del marxismo. (Illades).
  9. La crisis final del PCM, antecedente de la llamada unidad de la izquierda. Su extinción. (Massimo Modonesi).
  10. La disyuntiva comunismo-capitalismo en algunas expresiones artísticas (cine). (Rodolfo Suárez).

Pertinencia y fuerza

Si bien no destaca en Camaradas… un eje analítico, una tesis que abarque el estudio de cada caso y etapa, acaso una justificación metodológica, historiográfica, su lectura completa la observación del comunismo en México.

Se entiende también que al ser una historia escrita por diferentes autores, y de diferentes espacios académicos, Camaradas… tendrá a la diversidad como perfil destacable. De ahí su pertinencia y fuerza (aparente inconveniencia y debilidad) y contribución a la conformación de la historia permanente, viva, cambiante, de una expresión de la que muchos esperamos nuevos tiempos.

Completar una historia sobre el comunismo en México no es tarea sencilla. Y creo que ni siquiera sería conveniente. Su escritura deberá proseguir, más aún cuando el curso de los acontecimientos políticos del país que encaran a la expresión presenta comportamientos cambiantes.

Si bien apuntados en algunos de los apartados de esta “nueva historia”, faltarían por abordar, historiar, muchos de los terrenos en los que el comunismo mexicano ha tenido presencia. Destaco algunos: el movimiento estudiantil y, sustancialmente, el movimiento de 1968; las luchas indígenas y campesinas; expresiones como el feminismo y la lucha por las reivindicaciones de género.

También la presencia que la corriente comunista ha tenido en el parlamentarismo mexicano, a partir de la conformación de un primer grupo en la Cámara de Diputados, en la LI Legislatura, aún existente el PCM; y el papel con el que las diferentes disidencias internas han influido en la política programática de la organización.

En tanto, esta “multifacética historia de estos colorados, rojos según la propia tradición” (Illades) es por demás bienvenida.

Historia ecléctica que habrá que recibir sin prejuicios.

¿No está la historia del comunismo mexicano también contenida en la prodigiosa obra literaria de José Revueltas (Los días terrenales, El cuadrante de la Soledad, Los errores); igualmente en sus ensayos y obra periodística; o en ese libro fundamental para el entendimiento de la corriente político-ideológica, inadvertido en esta obra, Ensayo sobre un proletariado sin cabeza?

Presentación

Camaradas. Nueva historia del comunismo en México, será presentado el sábado 24 de febrero a las 15:00 horas en el Salón Manuel Tolsá del Palacio de Minería de la CDMX, con los comentarios de Marina Núñez Bespalova, Jaime Ortega y el autor.