Un mes y tres días después de su secuestro hallan en Hidalgo el cadáver del edil de Naupan

El cadáver de Genaro Negrete Urbano, quien era alcalde del municipio poblano de Naupan, fue encontrado la noche del pasado lunes en un terreno de Tulancingo, Hidalgo. Los primeros informes señalan que el cuerpo del munícipe presentaba un avanzado estado de descomposición y se apreciaban en él huellas de tortura y el tiro de gracia.

El alcalde fue secuestrado desde el 4 de julio en la autopista México–Tuxpan, en los límites comprendidos entre Puebla e Hidalgo, cuando viajaba en su camioneta al lado de su esposa. La mujer fue liberada 24 horas después y no se conoció nada más sobre la suerte del alcalde, hasta ayer.

La Asociación Nacional de Alcaldes lamentó el deceso. A través de su cuenta de twitter, escribió: “Lamentamos el sensible fallecimiento de Genaro Negrete Urbano, alcalde de #Naupan, #Puebla. Nuestro presidente @EnriqueVargasdV envía sus más sinceras condolencias”.


Asimismo, el diputado local electo por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), José Juan Espinosa Torres, condenó el homicidio y exigió al gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, dejar de declarar y “ponerse a trabajar”:

“Condenamos el asesinato del presidente municipal de Naupan #Puebla Genaro Negrete, la violencia es el sello del gobierno de @TonyGali Ya basta de simular, declarar y mejor pónganse a trabajar”, escribió el ex munícipe de San Pedro Cholula en el microblog.

La madrugada del 28 de juliocinco policías municipales de Naupan fueron ejecutados en la carretera que conduce hacia Hidalgo. Dos de los uniformados ultimados habían escoltado el 4 de julio a Negrete Urbano y su cónyuge hasta un sitio en la zona limítrofe con el vecino estado, antes de que los plagiaran.

Uno de los cinco policías de Naupan ejecutados la semana pasada, indujo u obligó al resto de sus compañeros a servir a un cártel de huachicoleros, al que permitía el trasiego de hidrocarburos entre Puebla e Hidalgo, por lo que pudieron ser ultimados por un grupo criminal contrario, confirmó la semana pasada el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Víctor Antonio Carrancá Bourget.

“Desde luego tenemos ya muchas diligencias realizadas es evidente que el tema tiene que ver con el robo de hidrocarburo, esto generó algún tipo de rivalidad y revancha y por eso fue la ejecución. Fue un ajuste de cuentas”, aseveró.

Carrancá explicó que el comandante de Naupan, donde había 13 policías municipales y ahora solo quedan ocho, fue quien enganchó a sus subalternos con un cártel de huachicoleros, al que no mencionó por su nombre, para que realizaran retenes y, al mismo tiempo, permitieran sin problema el tránsito de combustible robado del grupo criminal que les pagaba por protección.

En una entrevista, el funcionario descartó, a pregunta expresa, que el multihomicidio tuviera alguna relación con la desaparición de Genaro Negrete, el presidente municipal de Naupan.