Cabify crea plataforma para erradicar violencia de género a un año del feminicidio de Mara Castilla

En el marco de la exposición de mesas de diálogo sobre la violencia en contra de las mujeres en México presentadas por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) se mostró una plataforma virtual en la que se reúnen perfiles de expertos investigadores, activistas, instituciones públicas y privadas, políticas públicas y datos estadísticos en torno a temas relacionados con desigualdad y violencia de género en el país.

La plataforma fue creada bajo una necesidad de distribuir tareas entre la sociedad civil y académica y el Estado para prevenir la violencia y producir espacios de diálogo que resulten en una comunicación y aprendizaje mutuo entre actores que busquen dejar de normalizar actos de violencia.

En el último par de meses, organizadas por la Unidad de Innovación, Comportamiento y Experimentación (UCEx) del Laboratorio Nacional Políticas Públicas (LNPP) en conjunto con la empresa española Cabify, se llevaron a cabo mesas de diálogo con distintos representantes de empresas privadas y dependencias públicas en la que se ahondó sobre las acciones que internamente llevan a cabo para erradicar la violencia contra las mujeres y las medidas en las que trabajan para evitar otras formas de desigualdad tanto entre el personal laboral como para los usuarios de estas organizaciones.


Entre los expositores estuvieron Berenice López de Petróleos Mexicanos (PEMEX), empresa estatal en la que cerca del 70% del personal son hombres; María Cristina Capelo de Facebook, quién expuso que esta red social ha creado herramientas como el bloqueó a agresores o la eliminación de fotos íntimas que se publiquen sin autorización de la víctima, aseverando que aún faltan medidas por realizar en conjunto con las autoridades mexicanas para el seguimiento y sanción de estos casos de violencia; Mario Alberto Fócil del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), organismo autónomo creado a partir de la reforma en telecomunicaciones en 2013 y cuya representante afirmó, en el cierre de estas mesas de diálogo, que en casos de acoso virtual este órgano no tiene facultad para la intervención sino que fungen sólo como cimiento para datos estadísticos; Anwar Suárez del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD);  y Alejandro Sisniega Pérez de Cabify, empresa española dedicada al servicio de movilidad en México desde 2012.

Sisniega, director general de Cabify, expuso que dentro de esta empresa se han creado códigos de ética en cuanto a acoso laboral y se incentiva la denuncia y concientización para que las usuarias que sufran algún tipo de violencia continúen con la acusación. Agregó que las quejas dirigidas a Cabify, en especial las que son en materia de violencia se atienden de manera prioritaria en un lapso aproximado de 2 horas. En cuanto a las denuncias de violencia de género, añadió, sólo el 40% de las afectadas buscan ayuda y menos del 60% continúan con la denuncia formal ante las autoridades correspondientes. Esto se debe, según Sisniega Pérez, a que el proceso legal de las denuncias es largo y muchas de las denunciantes desisten en darle continuidad o bien ambas partes llegan a acuerdos extrajudiciales.

Cabe recordar que dicha compañía estuvo implicada en el caso del feminicidio de la estudiante de 19 años de edad, Mara Castilla, cuyo cuerpo fue encontrado el 18 de septiembre de 2017  en un barranco de Santa María Xonacatepec envuelto en una sábana. Ricardo Alexis “N”, de 21 años de edad, chófer de la unidad de Cabify en el que viajaba Mara fue la última persona que la vio con vida. Ricardo Alexis continúa vinculado por el delito de feminicidio desde el 4 de octubre del año pasado.