Bloquea el Congreso durante cuatro legislaturas la despenalización del aborto

Congreso del estado / Foto: José Castañares

Durante cuatro legislaturas el Congreso de Puebla ha evadido un total de 11 iniciativas impulsadas por diputados del PRD, PT y Movimiento Ciudadano para legalizar el aborto, las sociedades de convivencia, la muerte asistida, los matrimonios entre personas del mismo sexo y la identidad sexo genérica que ya se permiten en el DF.

Al listado se suma un nuevo proyecto de ley en materia de discriminación que busca corregir la normativa vigente desde 2013 para ampliar el catálogo de causales tuteladas en el derecho al establecer un apartado sobre VIH, el derecho a la información sobre los derechos sexuales y reproductivos, y respecto a la identidad de género y expresión de género.

Algunas de las propuestas se han presentado hasta cuatro ocasiones ante el pleno, pero hasta el momento la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, que ha sido presidida por diputados del PRI o el PAN desde 2005, no ha dado inicio al proceso de análisis, discusión y dictaminación.


La lista de las iniciativas vetadas se compone de cuatro propuestas de Ley de Sociedades de Convivencia, dos reformas para permitir la suspensión del embarazo dentro de las 12 semanas de gestión, una ley a favor de la identidad sexogenérica, una iniciativa que permitiría la muerte asistida y un paquete de tres proyectos que se orienta a legalizar las bodas gay.

Ante la insistencia de los diputados de izquierda en retomar legislaciones aprobadas por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en 2009 el Congreso votó a favor de una reforma a la Constitución del estado que complicó la posibilidad de despenalizar el aborto y autorizar la eutanasia, incorporando la obligación del Estado de defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

 

Bloqueo de ocho años

Las primeras iniciativas de corte progresista se presentaron en la LVI Legislatura (2005–2008), por parte del diputado del PRD Rodolfo Huerta Espinosa, quien promovió las sociedades de convivencia y la despenalización del aborto en 2006 y 2007, respectivamente.

Durante la LVII Legislatura (2008–2011) los principales defensores de esos proyectos de corte progresista fueron Irma Ramos Galindo, del PRD, y José Manuel Benigno Pérez Vega, del Partido del Trabajo.

Irma Ramos promovió la Ley de Sociedades de Convivencia, la despenalización del aborto y una iniciativa relativa a muerte asistida, mientras Pérez Vega también defendió las sociedades de convivencia y fue el autor del paquete de reformas a favor de los matrimonios gay.

El paquete se integró de tres iniciativas que proponían modificaciones a la Constitución Política del estado, al Código Civil y a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla.

En la LVIII Legislatura (2011–2014) la actividad de las bancadas de izquierda en la materia se redujo, pues solo se presentó una iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia por parte del entonces diputado del sol azteca Eric Cotoñeto Carmona.

Una postura similar se asumió en el primer año de la LIX Legislatura, pues aunque las bancadas del PRD, PT y Movimiento Ciudadano acordaron impulsar la despenalización del aborto, las sociedades de convivencia y la identidad sexogenérica, hasta la fecha esas iniciativas siguen pendientes.

La actividad hubiera sido nula de no ser por la legisladora del sol azteca Socorro Quezada Tiempo, quien presentó en octubre pasado una propuesta de nueva ley contra la discriminación, así como las organizaciones sociales Colectivo Orgullo Puebla y el Colectivo Transexual del Estado de Puebla, las cuales entregaron a los diputados en marzo una iniciativa de reforma al Congreso local para que el Código Civil del estado reconozca la identidad sexogenérica.