Concluye el programa Becas de innovación artística del IMACP con 8 proyectos desarrollados

Con una reducción en el número de beneficiarios, de 10 a ocho, el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP) presentó los proyectos que artistas de diversas disciplinas desarrollaron a lo largo de seis meses como parte del programa de Becas de innovación artística y estímulos a la creación.

En su séptima edición, la directora del IMACP Anel Nochebuena Escobar señaló que en total fueron 68 los creadores beneficiados por el proyecto.

Sin dar el monto exacto destinado a este proyecto -y sin dar oportunidad a una entrevista–, refirió que este programa fue “enriquecedor” para la vida cultural de la ciudad.


En ese sentido, señaló que fue un proyecto que “no existía” en la ciudad, ni como espacio de difusión -con las muestras finales- ni como programa de becas.

Por tanto, en una rueda de medios, hizo un llamado para que la próxima administración municipal que encabezará la morenista Claudia Rivera Vivanco y en la que se prevé la creación de una secretaría de cultura, mantenga este programa.

“Esta es la séptima edición con proyectos sólidos que muestran procesos y suscitan debates”, dijo en referencia a los proyectos desarrollados.

Señaló que los artistas beneficiados desarrollaron proyectos en los últimos seis meses, y con ello consolidaron aspectos como la transdisciplinariedad,  persiguiendo el enfoque de innovación.

Precisamente, Nochebuena Escobar distinguió que la innovación fue el “factor de esa creación”, e incluso del mismo programa de becas.

“Fue un grupo dinámico y plural, enriquecedor con 68 artistas en cuatro años, plural y abierto”, definió la funcionaria municipal.

Dijo que no solo se trató de la inversión -los siete mil pesos mensuales- que recibieron los artistas beneficiados sino que también se trató de “apoyarlos y no soltarlos,  para seguir su carrera hasta eventos internacionales”.

En esta séptima edición fueron apoyados Roxana Cortés con el proyecto literario Violencia ilustrada; Irving Santamaría que en el renglón de música desarrolló La guitarra clásica latinoamericana en Puebla; y Anahí López, quien en nuevos formatos, hizo el proyecto Cómo sublimar el fantasma de mi histeria en x pasos.

Asimismo, con el Estudio Consonante fue beneficiado Guillermo Pliego; con Danza, ritual y fiesta fue becada María Guadalupe de la Fuente; y con el proyecto de teatro Übermarionnetten, Susana López recibió el recurso.

A ellos, se sumaron Juan Manuel Barrida que desarrolló el proyecto Manual para vivir en sociedad en la categoría de artes visuales, y Berenice Hernández, con el proyecto fotográfico La ciudad en bicicleta.