Dejaron fuera a varios municipios de la declaratoria de desastre; gobierno federal hizo revisión superficial: Barbosa

Barbosa vuelve a la contienda en Morena.

 

El senador Luis Miguel Barbosa Huerta denunció que la revisión de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) del gobierno federal sobre los daños del temblor del 19 de septiembre en Puebla es superficial, porque dejaron fuera de la declaratoria de desastre a municipios afectados.

En conferencia de medios, propuso un Plan para la Reconstrucción de Puebla que contempla efectuar una nueva valoración de las afectaciones, para que se tomen en cuenta los daños reportados en los municipios de Zinacatepec, Coyomeapan, Tlacotepec de Díaz y Coxcatlán.


“Esto implica realizar una revisión profunda de la infraestructura de todas las escuelas y edificios públicos de los gobiernos federal, estatal y municipales, y obligar a los dueños de las escuelas privadas a hacer lo mismo”, anotó el legislador.

Aclaró que la Sedatu no es la única responsable de la evaluación deficiente que se ha hecho hasta el momento, sino también el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee).

En ese contexto, consideró indispensable que se someta a revisión del Comité Consultivo Técnico y de expertos internacionales la inspección que se ha efectuado de toda la infraestructura en la entidad, para garantizar una valoración apegada a la realidad porque a partir de ahí se tiene que diseñar el plan de reconstrucción.

Asimismo, agregó, debe actualizarse toda la normatividad de construcción del estado, utilizando la información del reciente sismo, con el fin de hacerla más estricta, adoptando las mejores prácticas internacionales para prevenir la pérdida de vidas y las pérdidas económicas en eventos futuros ante la magnitud de fenómenos sísmicos.

Cero tolerancia a la corrupción

Barbosa manifestó que los recursos destinados a los damnificados del sismo deben ser manejados de manera honesta, transparente, sin sesgos partidistas y ser vigilados escrupulosamente para que se destinen estrictamente a los objetivos de reconstrucción y atención los damnificados.

Lo anterior conlleva, expuso, que todo acto de corrupción o de desvío de recursos se sancione ejemplarmente y conforme a la ley.

Para inhibir una mala utilización de los recursos, propuso publicar las bases de datos con la información de las constructoras e inmobiliarias; los directores responsables de obra, servidores públicos encargados de autorizar licencias, permisos, usos de suelo, a efecto de que se determinen las responsabilidades legales a que haya lugar; y el atlas de riesgos del Estado de Puebla.