Interpondrá Barbosa acción de inconstitucionalidad contra Ley de Seguridad Interior

Moreno Valle orquesta una guerra sucia en mi contra: Miguel Barbosa.

El grupo parlamentario PT-Morena en el Senado de la República interpondrá una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra la Ley de Seguridad Interior, porque militariza al país, atenta contra la paz social y no resuelve el grave problema de inseguridad, informó el vicecoordinador de la bancada, Miguel Barbosa Huerta.

Barbosa es el único senador de Puebla que actuará jurídicamente contra el dictamen que aprobó el Congreso de la Unión la madrugada del viernes pasado, ya que los legisladores Ricardo Urzúa Rivera (PRI), Carmen Izaguirre Francos (PRI), Lucero Saldaña Pérez (PRI) y Javier Lozano Alarcón (PAN) sumaron sus votos a la mayoría que avaló el proyecto.

En un pronunciamiento público, el vicecoordinador de la fracción PT-Morena señaló que el país no puede resignarse a que esta normatividad se aplique.


“Si al actual gobierno (de Enrique Peña Nieto) le quedara un poco de prudencia y responsabilidad, no promulgaría esta ley; pero como eso no ocurrirá, nos defenderemos con las propias armas que nos permite la Constitución: una acción de inconstitucionalidad, que estamos seguros contará con el apoyo mayoritario de la sociedad y los organismos defensores de derechos humanos”, destacó.

Normatividad violenta los artículos 21, 89, 129 constitucionales

Luis Miguel Barbosa explicó que la fracción parlamentaria PT-MORENA se opone a la ley porque violenta los artículos 21 y 89 de la Carta Magna del país, al confundir las funciones del Estado mexicano de preservar la seguridad pública de los ciudadanos con la seguridad interior del gobierno y sus instituciones.

Además, viola el artículo 129 constitucional, al entregar en forma expresa, permanente y concentrada las actividades de seguridad pública a las fuerzas militares en tiempos de paz.

La Ley de Seguridad Interior “significa la potencial escalada en la violación de los derechos humanos reconocidos por la Constitución y por los tratados internacionales que obligan a nuestro país, como impone su artículo primero”, reprobó.