Banck admite que los retos para 2018 son la inseguridad social y alimentaria en Puebla

La inseguridad social y la alimentaria son los dos retos principales que tiene el gobierno de Puebla, admitió el alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, quien además aseveró que su gestión se encuentra trabajando para avanzar en el tema.

A pesar de que la capital del estado ha registrado un crecimiento por encima de la media nacional respecto a la generación de empleo, refirió que este debe mejorar las remuneraciones económicas.

También indicó debe ofrecer servicios dignos como seguridad social y prestaciones a las personas.


Durante una entrevista, Luis Banck comentó que a través del programa “Puebla Comparte”, el próximo año más de 100 mil poblanos dejarán de estar en una condición de inseguridad alimentaria.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), de 2010 a 2015, la cantidad de personas que estuvieron en una condición de pobreza extrema en la capital del estado disminuyó

–4.5 por ciento, al pasar de 732 mil 154 a 699 mil 16 pobladores.

Por esta razón, la ciudad de Puebla se ubica en el segundo lugar a nivel nacional con el mayor número de personas en situación de pobreza.

En respuesta, Luis Banck reconoció los indicadores del Coneval, pero argumentó que reflejan un avance porque en la edición anterior (2010), la capital se encontraba en el primer lugar.

“La inseguridad alimentaria y la inseguridad social son dos de los retos más grandes, porque hemos avanzado mucho en la generación de empleo, en la transformación que vive Puebla; en los últimos años nos hemos convertido en una de las ciudades que más genera empleos”, admitió.

Luis Banck expuso que para el que crecimiento de Puebla se convierta en desarrollo éste tiene que ser equitativo.

Asimismo, agregó, la administración debe servicios básicos a diferentes puntos de la capital, así como a sus juntas auxiliares, como es el caso de San Andrés Azumiatla, La Resurrección, San Felipe Hueyotlipan o San Baltazar Campeche.

“Vamos a continuar profundizando la brecha de la desigualdad”, acotó Banck Serrato.

Al final, el alcalde de Puebla informó que proyectos como 100 vialidades pretenden dar una mejor movilidad a las personas a sus centros de trabajo, y eso a la vez generará mayor productividad.

En junio pasado, el gobierno de Luis Banck informó que dejará de hacer obra pública, entre ellas pavimentaciones a cambio de garantizar la seguridad, con un monto de 50 millones de pesos.