Balean casa de funcionario del IEE en Tlacotepec; culpan al PSI de los hechos

La violencia poselectoral no para en Tlacotepec de Benito Juárez. Esta madrugada fue baleada la casa del presidente del Consejo Municipal del Instituto Electoral del Estado, mientras se mantiene suspendido el cómputo de la elección por la ausencia de elementos de seguridad pública que resguarden esa tarea.

Oscar Montero Hernández, representante del PT ante el órgano auxiliar del IEE en la demarcación acusó de la violencia al partido Pacto Social de Integración (PSI), aliado del PAN a nivel estatal, y agregó que esa fuerza política inició los disturbios ayer para impedir que el candidato de Juntos Haremos Historia, Nelson Beristaín Macías, reciba la constancia de mayoría.

El frente Morena-PT-PES se rehúsa a que el cómputo se traslade al Consejo General del IEE, ubicado en la capital poblana, porque sus integrantes afirman que ese órgano ya “robó” una elección en Tlacotepec, expuso el representante del PT, al aclarar que sólo se necesita la presencia de elementos de seguridad pública del estado para contener a los simpatizantes de PSI.


Ayer iniciaron los disturbios en ese municipio próximo a Tecamachalco. La corresponsal de La Jornada de Oriente en Tehuacán, Elizabeth Rodríguez Lezama, dio cuenta de los hechos.

A continuación se presenta un extracto del material informativo, en el que se narra el primer hecho de violencia que se registró a las 11 horas y que propició la suspensión del cómputo:

“Desde temprana hora se apostaron en las afueras del comité electoral militantes de Morena para apoyar a Nelson Beristaín Macías, quien según los datos del PREP resultó ganador de la contienda; sin embargo, igualmente se reunieron los integrantes del PSI cuyo candidato, Bernardo Pérez Maceda, quedó en tercer lugar de la contienda.

“Los segundos pretenden que los paquetes electorales se lleven a otro distrito electoral para el recuento. Morena decidió evitar eso ante el temor de que en ese trayecto se cambie el resultado de la elección, por lo que los militantes de ese instituto político se apostaron decididos a impedir que el PSI sacara la paquetería.

“Las piedras comenzaron a volar de uno y otro bando en una especie de batalla campal, una buena cantidad de ellas hizo blanco en el edificio electoral que terminó con los vidrios rotos, ante esa violencia el personal del consejo abandonó el edificio a fin de no exponer su integridad física, de modo que se suspendió el cómputo.”