Ayer fueron quemados dos hombres frente a la comandancia de Acatlán de Osorio

La población también le prendió fuego a la camioneta de los presuntos delincuentes ■ Foto La Jornada de Oriente

Dos hombres fueron quemados vivos el día de ayer al filo de las 15:30 horas por una turba que ingresó por ellos a la comandancia del municipio de Acatlán de Osorio –a donde fueron llevados por policías para protegerlos–, ya que los acusaron de robar niños.

Fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron que las primeras indagatorias han identificado a los interfectos como Ricardo Flores Rodríguez, de 22 años de edad, y Alberto Flores Morales, de 53 años, quienes en la junta auxiliar de San Vicente Boquerón, fueron señalados, junto con un cómplice que logró escapar, como secuestradores de un par de niños.

Elementos de la Policía Municipal de Acatlán de Osorio arribaron cuando la gente se disponía a lincharlos y lograron rescatarlos, trasladándolos a la comandancia municipal, pero afuera del edificio “se congregaron cerca de 150 pobladores enardecidos que rompieron la puerta y sacaron a los dos individuos, prendiéndoles fuego, así como a la camioneta que conducían”, según informó en un boletín la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP).


Gerardo Sánchez, periodista de The Mixteca Times, atestiguó lo sucedido y afirmó que cuando las víctimas estaban siendo prendidas con gasolina y se encontraban aún con vida la gente vitoreaba. Tras los fallecimientos la turba gritó: “¡Viva Acatlán!” y “¡el pueblo unido jamás será vencido!”, según el testimonio que el informador brindó por la noche al noticiario radiofónico Imagen Informativa Puebla.

Los videos de los hechos han sido publicados en las redes sociales, en donde algunos usuarios, particularmente de twitter, consideraron que la violencia perpetrada ayer en Acatlán de Osorio es también resultado de los mensajes que han circulado por plataformas de mensajería instantánea como whatsapp.

Uno de esos mensajes fue recuperado ayer en la noche por esta casa editorial y en él se consigna: “(Alerta Roja en México) se le informa a todos los estados de la República Mexicana, sobre todo a los padres de familia, maestros de estancias infantiles, kinders, primaria y de escuelas de nivel medio superior que por favor estemos todos alerta en cuestión de que una plaga de robachicos a entrado al país al parecer esta plaga de maleantes se dedica al trafico de órganos, ya que los informes de estos últimos días han sido niños desaparecidos de entre 4, 8 y 14 años de edad (…) en algunos casos ya fueron encontrados estos pequeños sin vida y con características de habérseles extraído sus órganos, estaban abiertos de la parte del abdomen y totalmente vacíos por dentro… no podemos permitir que esto siga pasando padres x (sic) favor hagan caso, esos miserables sin corazón no les importa el lastimar a estos pequeñitos con tal de obtener su pago. Los informes son en los siguientes estados, México, Distrito Federal (sic), Puebla, Guerrero, Oaxaca, etc. Ya basta, no más niños desaparecidos a toda la población en general, compartan no se queden callados, nuestros hijos corren peligro, medidas de seguridad”.

En seguida se hacen una serie de recomendaciones para las madres: “No sacar a los niños a la calle sola… si lo tienes que ir a dejar a la escuela siempre acompañada, no los pierdas de vista si esta en algún evento escolar, no lo sueltes de mano en la calle, llega puntual a la escuela por él, no lo mandes solo a ningún lado por muy cerca que esté el lugar a donde va”.

Una versión extraoficial es que los dos hombres que fueron ultimados en realidad habían sido detenidos por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública y que al llegar a la comandancia municipal alguien los acusó de ser “roba chicos”, con las consecuencias antes relatadas.