Aún sin terminar, la remodelación del Hospital Regional Número 36, de San Alejandro

A pesar de que el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado, Rodolfo Reyes Coria aseguró que en febrero de 2016 la remodelación del Hospital General Regional Número 36 San Alejandro quedaría lista, hasta el momento y a más de dos años del anuncio, la reconstrucción sigue sin culminar.

Tras un recorrido por las instalaciones del nosocomio, se pudo observar que el material de construcción acumulado frente al edificio principal sigue a la espera de ser utilizado sin presencia de albañiles, pintores o ayudentes.

Además de que la fachada del inmueble luce incompleta pues desde la avenida 29 Norte se puede apreciar la estructura en obra negra.


Empleados del dispensario, que se negaron a identificarse, confirmaron que los pisos 2 y 3 se encuentran desde hace más de un año sin operar, debido a las obras de remodelación que hasta al momento no han sido reanudadas.

“La construcción está deteriorada y parece atrapada en los años 80” , dijo una enfermera, al tiempo de revelar que el techo del piso 7 presenta graves fisuras.

Esta reportera acudió a la oficina del director del centro médico, Carlos Santamaria, para solicitar informacion sobre el avance de la reconstrucción y el riesgo que representa para los enfermos que el inmueble se encuentre sin acabar, no obstante personal administrativo indicó que el funcionario no se encontraba en su centro de trabajo y que la entrevista se debía solicitar a través del departamento de comunicación social de la dependencia.

En el sanatorio se vive un ambiente de tensión, pues al preguntar por el funcionamiento de los pisos en donde se encuentran los internos, los trabajadores se mostraron asustados ante el temor de quedarse sin empleo y otros tantos reaccionaron de forma agresiva ante el cuestionamiento.

En octubre pasado, el titular del IMSS declaró, en entrevista para diversos medios de comunicación, que en diciembre habría un 90 por ciento de avance en la edificación de dicha unidad médica por lo que quedaría completa en febrero de este año.

Igualmente señaló que debido al retraso de la reconstrucción, el IMSS sancionó a la empresa constructora, sin embargo no especificó la cantidad de la multa, pues se limitó a decir que ello fue dictaminado por la dirección general y que la inversión de la obra fue de 58 millones de pesos.

Asimismo en febrero de 2015, electricistas, pintores albañiles así como ayudantes que laboraban en la cimentacion del hospital fueron despedidos por realizar un paro de labores debido a que la empresa Buvecsa les adeudaba meses de sueldo por montos que iban de los 30 mil a 40 mil pesos.

De acuerdo con los trabajadores, la firma justificó que la delegación del seguro social no había pagado a la empresa, por lo cual no tenían dinero para cumplir con los salarios.

En 2012 se dio a conocer la remodelación del dispensario a cargo de la constructora “Grupos Constructor Buvecsa S.A. de C.V. mediante el contrato de fecha 25 de agosto de 2014 bajo en nombre “Terminación de la reestruccturación y remodelación del cuerpo B y obras de apoyo”.




Ver Botones
Ocultar Botones