Atenco y la necedad de Peña Nieto

Por: Mayra Irasema Terrones Medina*

El discurso para presentar el proyecto aeroportuario está lleno de promesas que se oyen lindas pero no tienen ningún sustento, como lo que Eruviel Ávila Villegas, gobernador en turno del Estado de México, mencionó sobre que se mejorara la educación de la región, ¿ese es uno de los beneficios? ¿Cómo se mejora la educación de toda la región con aviones? Invito a todas y todos a revisar los “beneficios” que presentan en el proyecto del Aeropuerto. Un discurso lleno de dogma, una simulación democrática más, una burla para la inteligencia de cualquiera de nosotras, de nosotros.

Revisar el discurso de estos gobernantes, nos llevaría a ligar varías cuestiones que pongo en la mesa para comprender la necedad de Enrique Peña Nieto-Grupo Atlacomulco por construir un aeropuerto en un espacio territorial, que a decir del ex director de la Comisión Nacional del Agua es una zona de inundación natural, imprescindible como zona reguladora para la Ciudad de México y que en principio le pertenece a los pueblos de la región, que en muchas ocasiones han expresado su rechazo a transformar sus comunidades en lo que sea que quede de ellas, si es que se lleva a cabo la construcción ansiada, además de negarse a convertirse en mano de obra barata para estos proyectos.


tierrasejidalesdeAtenco

Muchos sabemos que el químico metalúrgico José Luis Luege Tamargo fue director de la CONAGUA en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, tampoco es un secreto que este ex funcionario de filiación panista, ha declarado ya en varias ocasiones su preferencia por las tierras de Tizayuca, Hidalgo para poner en marcha el gran proyecto aeroportuario.

Si Luege sólo pugnaría por esa opción, sin sustento, igual que los priistas de Atlacomulco, nos quedaría más claro la pugna por el negocio que estos dos grupos de poder (PAN y PRI y Asociados) tienen por el proyecto del aeropuerto; sin embargo, no sólo ha dicho que Tizayuca es mil veces mejor como proyecto y más económico, además ha estudiado durante estos años las deficiencias técnicas y las afectaciones ecológicas en la zona deseada por Peña Nieto. No le daría importancia a sus declaraciones sino hubiera puesto en la mesa cuestiones que a todas luces se palpan en la región, pero que además no vienen contempladas en el proyecto priista, creo yo, a propósito.

El también presidente de la Asociación “Ciudad Posible”, declaró para la segunda emisión de Noticias MVS, el pasado 4 de septiembre, que a finales de la administración de Calderón se presentó el mismo proyecto del aeropuerto al cual él se negó a avalar. Expresó la inviabilidad del proyecto; ya que la zona federal estaba resguardada por la CONAGUA desde 1971 porque es una zona natural de confluencia de ríos, la última que queda de lo que era el lago de Texcoco; es decir: es el único espacio donde se captan aguas negras y para potabilizar de la Ciudad de México. Explicó que el Nabor Carrillo va a tener serios problemas con la construcción del aeropuerto y que entubar o hacer grandes ductos no será suficiente para que esa zona cumpla con su función natural, mencionó que se necesitan zonas laguneras además y aun así expreso “sería un riesgo muy grande”.

También dejó claro que al inicio de la administración de Peña Nieto se canceló la construcción de una planta tratadora para las aguas negras que recibe la zona de una parte de la ciudad. Concluyó que es una decisión en un sitio muy vulnerable porque es una zona de captación, además de que llegan 144 especies de aves migratorias del norte de Estados Unidos y Canadá y está clasificada como protección de anidación de aves migratorias.

Quisiera saber ¿Qué hará Peña Nieto cuando se dé cuenta de que las aves se atorarán en la turbinas de los aviones y se cometa un ecocidio masivo?

Por último mencionó: “No hay un plan regional de desarrollo urbano, no lo tienen, nadie lo ha presentado y una obra de este tamaño tiene un impacto urbano de consecuencias muy muy serias, es decir va a detonar un crecimiento aun mayor a todo el oriente, la zona de Atenco y Texcoco, me refiero a los municipios obviamente todos los núcleos ejidales van a desaparecer como zona agrícola, te lo digo afirmativamente… La Ciudad de México no resiste un crecimiento urbano en el oriente”

Entonces, le preguntaríamos a Peña Nieto, ¿Qué tiene que ver que sea una Zona Federal, cuando la afectación sigue siendo la misma para las comunidades de Atenco y Texcoco, que la del 2001 con el gobierno panista de Vicente Fox Quesada? ¿Para qué se resguardó esta zona federal y quién le dio permiso de tomar esos terrenos para su aeropuerto?

IgnaciodelValle1

Otra cuestión que hay que poner en la mesa es el proyecto Sistema Metropolitano de Aeropuertos (SMA). Si nos vamos a la memoria, el proyecto del aeropuerto en el lago de Texcoco se canceló en el 2003 porque la lucha de Atenco fue justa y logró derogar el decreto expropiatorio que Vicente Fox Quesada había impuesto en sus terrenos. Ante este triunfo del pueblo, el gobierno federal no tuvo más que rectificar y en Mayo de 2003 puso en marcha un proyecto que Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) ejecutó en todos estos años. En su información pública puede usted encontrar el proyecto Sistema Metropolitano de Aeropuertos (SMA), que a la letra dice: “el Gobierno Federal puso en marcha el proyecto que sustituiría la construcción de un nuevo aeropuerto en los terrenos del ex vaso de Texcoco, con el fin de atender la creciente demanda de los servicios aeroportuarios del centro del país”.

Es decir, este proyecto, en teoría, resolvería la demanda que tenían por la “saturación” que dijeron tener en el AICM. Se contempló la ampliación y modernización de la Terminal 1 y la puesta en operación de la Nueva Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México —donde el Gobierno Federal invirtió 8 mil 586 millones pesos— en un proyecto integral que incluyó un transporte interterminales, la construcción de dos distribuidores viales y una vialidad interna, y forman parte del SMA, que paralelamente contempla la desconcentración de operaciones hacia las terminales aéreas de Toluca, Puebla, Querétaro y Cuernavaca, así como la descentralización de operaciones a los aeropuertos de Cancún, Guadalajara y Monterrey.

Son 8 mil 586 millones de pesos que pagamos con nuestros impuestos y que ahora tenemos que quedarnos callados y abrazar el mega aeropuerto que Peña Nieto quiere llevar a cabo, 8 mil 586 millones de pesos que no tendrá sentido que los hubiéramos gastado porque el AICM se convertirá en parque recreativo, centros comerciales y no sé qué más prometieron, por cierto, tampoco sabemos de dónde saldrá la inversión, eso sí, el terreno lo regala el GDF o ¿no?

Dicen que no se le dará el aeropuerto a empresas privadas pero al día siguiente de hacer su presentación ¿en inglés?, en el sitio oficial del proyecto aclararon que no serían 120,000 millones de pesos, sino que la inversión inicial ascenderá a 169,000 millones de pesos. El plan prevé que 58% de esos recursos sea de origen público y 42% de procedencia privada. El dinero público se compondrá de ingresos fiscales multianuales, inversión y excedentes. El privado principalmente provendrá de créditos bancarios y de la emisión de bonos gubernamentales.

Pagaremos, de nuevo, con nuestros impuestos y adquiriendo una deuda más. ¿Un aeropuerto solucionará los problemas de nuestro país? ¿Conviene invertirle, adquirir una deuda más?

Y tú ¿Crees que este proyecto no te afecta? Es urgente que como sociedad abramos el debate público y hagamos las preguntas que el gobierno no quiere escuchar: ¿A quién beneficia realmente el aeropuerto? ¿El ‘progreso’ de un país puede pasar por encima de sus habitantes? ¿No es la democracia una condición indispensable para el desarrollo? ¿Por qué el gobierno no respeta los derechos de los verdaderos dueños de esas tierras, al pueblo? ¿Por qué no nos explican que afectaciones tendrá la Ciudad de México y el Estado de México? ¿El pueblo de México tiene que pagar un capricho tan caro, sin consultar a nadie, sin tener la claridad de las afectaciones? ¿Por qué se presenta un aeropuerto como la mayor obra de este sexenio y no un hospital de especialidades, mejorar en el sector salud, 10 millones de escuelas públicas?

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, ha denunciado ya desde hace muchos años la intención de los gobiernos al comprar terrenos desde el 2008. Siempre se dijo que esos terrenos los querían comprar para el aeropuerto y que engañaban a la gente diciéndoles que era para un Parque Ecológico en Texcoco; ahora, con el anuncio del aeropuerto, se confirma que en estas tierras se pretende ocupar para su construcción, sin tomar en cuenta la palabra de los pobladores y el engaño que llevaron a cabo, la inviabilidad de la construcción de su proyecto y el impacto que tendría en la región.

Ante este anunció los municipios de Atenco y Texcoco viven una situación semejante al 2001, cuando Vicente Fox publicó el decreto de expropiación de sus tierras. Los ejidatarios acusan que han sido objeto de presión y agresiones durante los últimos meses y que la Procuraduría Agraria, incumpliendo su responsabilidad legal, ha dado los permisos y colaborado para el despojo.

También los ejidatarios realizan recorridos con los medios de comunicación para mostrar que ya hay maquinaria trabajando en sus parcelas. Los integrantes del FPDT han dicho que defenderán sus tierras con la vida.

Enrique Peña Nieto dijo que la corrupción es cultural, así que para ellos es necesario no romper con sus costumbres. Pero para los legítimos poseedores de estas tierras este proyecto aeroportuario se debe cuestionar y los pobladores de los municipios de Atenco y Texcoco iniciaron una nueva etapa en defensa de la tierra, lo que para ellos se traduce en la defensa de la vida.

P.D. Preguntas a la Sr. Peña Nieto: nos puede explicar ¿por qué está saturado el aeropuerto de la ciudad de México, si en 2003 Vicente Fox anuncio la vía alterna para la misma dando una respuesta regional para evitar la saturación, en donde en su gestión como Gobernador del Estado de México y la de Felipe Calderón como presidente, se gastaron millones de pesos ampliando el aeropuerto de la ciudad de México y remodelando el de Toluca?, que por cierto se le otorgo a OHL la concesión por más de 30 años.

Y lo que tampoco dice el proyecto de Enrique Peña Nieto es: ¿qué afectaciones habrá para los terrenos contiguos a los de la Zona Federal, en donde anunció el aeropuerto y para la Ciudad de México?

En Atenco, hay tierras de agostadero y de cultivo de los campesinos del municipio de Atenco que no están en la Zona Federal que menciona, ¿Cuándo van a impulsar al campo en esta región? ¿Qué consecuencias tendrán esas tierras al estar al lado de un aeropuerto? ¿Por qué la historia de las comunidades que habitan ahí no es tomada en cuenta, que pasará con sus tradiciones al alterar la región como quiere hacerlo?

Sr. Peña Nieto: ¿por qué no nos explica su relación con OHL y alter consultores?

Sr. Peña Nieto: Cualquiera que haya transitado la carretera Texcoco-Lechería nos hemos dado cuenta de las desnivelaciones que hay en ella. ¿Cuánto le cuesta a la federación el mantenimiento de esa carretera? No sé si lo pagamos nosotros con nuestros impuestos o la empresa a la que le concesionó, esta carretera se encuentra en la misma zona del Ex Lago de Texcoco y tiene salitre, resequedad, agrietamientos y ondulaciones. ¿Qué hará para mantener las 6 autopistas que dice? ¿Qué nos garantiza que su proyecto no es un elefante blanco?

Aunque el capitalismo apuesta al olvido y tiene a los mejores y las mejores para armar sus estrategias de despojo, nunca ha podido entender cuántos somos o porque somos tan neci@s con eso de la madre tierra, nuestros hijos, su futuro, la vida en comunidad, otra forma de mirarnos y de mirar a la naturaleza y a los seres vivos que habitan este mundo, el amor sin tener que pagar por él, la dignidad, la solidaridad… No entienden porque estamos rodeados de una masa de personas que se identifican con nuestra memoria. Sí, estamos rodeados del Pueblo y a ese lo sacan de sus intereses, por eso nunca lo van a entender. Y así, siendo uno, mil, un millón y luego uno de nuevo, la historia del capitalismo no ha podido acabar con la conciencia y la dignidad de ningún pueblo, aunque se empeñe en extinguirlo, siempre está la memoria.

Su teoría más cercana, según ellos, dice que probablemente esto de exigir justicia y apelar por la razón, se trae de nacimiento y es una cosa que no pueden controlar, creo que todos sabemos que esto los pone furiosos porque simplemente no cabemos en sus intereses. Nos quieren aplastar y eso es lo único que les importa, creen que sólo así podrán estar bien, y ¿Si?

Creo que la lucha por la vida no es por nuestra vida, nada más, sino por la vida de nuestro pueblo entero. También se dice que nuestra lucha, es una lucha de la memoria contra el olvido y ¿qué creen? ¡Vamos ganando! Así que a seguir andando.

Y como decía el finado Dr. Arturo León: “Sin el pueblo, nada”.

¡La tierra no se vende, se ama y se defiende! ¡Tierra Si Aviones No!

 

* Candidata a doctora por el Posgrado de Sociología de Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la BUAP y asesora del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural.