Aspirante a dirigir la Sección 51 del SNTE asciende sin presentar examen de oposición

Trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) denunciaron que Juan Díaz de León Rivera, aspirante a la secretaría General de la Sección 51 y actual secretario de Finanzas, ascendió a supervisor sin pasar por el filtro de presentar examen de oposición.

Acusaron a Juan Díaz de León de estar ligado al morenovallismo, a través del Partido Nueva Alianza y pertenecer al grupo de Guillermo Aréchiga Santamaría, uno de los docentes con el salario más alto en el país y quien podría llegar a la Secretaría de Educación con el gobierno electo de Antonio Gali Fayad.

Expusieron que la totalidad de los trabajadores de la educación adscritos al magisterio nacional, tienen que presentar y aprobar un examen de oposición para lograr un ascenso en el escalafón laboral.


Sin embargo, señalaron que De León Rivera se “brincó” este proceso para llegar al cargo, con la complacencia de la Secretaría de Educación Pública del estado (SEP).

Profesores de nivel Telesecundaria del magisterio estatal revelaron que el todavía secretario de Finanzas de la sección 51 era profesor del nivel de Telesecundarias, pero lo cambiaron al nivel de bachilleratos sin mayor logro.

Destacaron que ahí se logró convertirse en supervisor de Bachillerados Digitales, sin presentar el examen de oposición obligatorio como marca la dependencia.

De paso, los declarantes mencionaron que Díaz de León Rivera tiene en la actualidad, la clave más alta de salarios y prestaciones.

Por esta razón, informaron que sus percepciones económicas superan los 15 mil pesos quincenales desde que logró el cargo de supervisor escolar en el sistema escolar poblano.

En tanto, los quejosos del sistema de Bachilleratos Digitales revelaron que el examen de oposición, está considerado dentro de la reforma educativa y es obligatorio.

En ese sentido, dijeron se convierte en un mandato federal presentar esa prueba y competir en igualdad de condiciones con el resto de los aspirantes al cargo, pero Juan Díaz de León Rivera no lo hizo.

La serie de irregularidades en las que ha incurrido Díaz de León no acaban ahí. Los docentes aseguraron que para lograr un ascenso dentro del sistema educativo nacional, la reforma en el rubro mandata que para escalar a otro puesto o cambiar de clave, todos los aspirantes tienen que presentar el examen de oposición y competir en igualdad de condiciones.

Aunado a ello, dijeron que se debe considerar el mejor perfil docente..

Al último, señalaron que el aspirante a líder sindical tiene en la actualidad, entre 27 y 30 años de servicio, maneja fuertes influencias al interior del magisterio poblano, con lo que ha logrado generar beneficios para sus descendientes.