Asesinan a uno y cuatro más resultan heridos en tres linchamientos ocurridos en Puebla

El estado de Puebla ocupa el primer lugar a nivel nacional con al menos 45 linchamientos ocurridos en el último año, por arriba del Estado de México. Como muestra de ello, este viernes pobladores hicieron “justicia con mano propia” al dar muerte a un hombre e intentar linchar a cuatro más en tres eventos diferentes ocurridos el mismo día en los municipios de San Andrés Cholula, Tlacotepec de Benito Juárez y Hueyotlipan.

Fue en Hueyotlipan donde la turba también roció gasolina y después prendió fuego a los pies de un presunto ladrón, para que lo obligaran a delatar a sus cómplices.

Este viernes por la noche, habitantes de la comunidad de San Bernardino Tlaxcalancingo, perteneciente al municipio de San Andrés Cholula, en el área metropolitana de la capital poblana, ocurrió dos intentos de linchamiento contra dos presuntos asaltantes que fue frustrada por la policía local.


Esta acción enardeció el ánimo de los pobladores que tundió a golpes a los supuestos delincuentes, quienes respondieron a los uniformados a pedradas y volteando una patrulla que finalmente destrozaron a palos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 23 horas, cuando los lugareños sorprendieron a una pareja de menores de edad queriendo asaltar una tienda de abarrotes de la comunidad cholulteca.

En otro punto del estado, pobladores de la comunidad de San Miguel Zacaola, en el municipio de Hueyotlipan, lincharon brutalmente a tres presuntos asaltantes y uno de ellos fue asesinado.

Lo anterior, cuando los señalados por la población intentaban robar en una tienda de abarrotes en la localidad.

Ante los gritos de auxilio, los vecinos se congregaron en la pequeña miscelánea y lograron retener a uno de los presuntos delincuentes a quien le quemaron los pies para que confesara quienes eran sus cómplices. Sin embargo, esta persona no resistió la atroz golpiza y murió en el lugar.

Entre los lugareños se habla que a bordo de una combi tres personas desconocidas arribaron a la tienda de abarrotes en Zacaola, a la que intentaron asaltar, pero fueron sorprendidos por una empleada que pidió ayuda de los vecinos.

Fue entonces que los habitantes de este pequeño poblado se congregaron en la tienda y dieron alcance a uno de los presuntos ladrones, al que trasladaron a las canchas deportivas de la localidad, donde finalmente mataron a golpes.

Uno de los vecinos dio alcance en una motocicleta a otro de los cómplices en el poblado de Chipiltepec, donde lo reaprehendieron, lo ataron de manos y pies, y le rociaron gasolina en los pies para después prenderle fuego.
Tras el asesinato de uno de los supuestos asaltantes, el gentío abandonó el lugar y fue cuando la policía logró rescatar al segundo hombre a quien trasladaron a un hospital por la gravedad de las quemaduras.

Finalmente, vecinos de la comunidad de Guadalupe Victoria, perteneciente al municipio de Tlacotepec de Benito Juárez, intentaron linchar a un hombre que quiso robar en un domicilio particular.

Luego de tocar las campanas de la iglesia del pueblo, un centenar de lugareños se congregó en el centro de la localidad para hacer “justicia con propia mano”.

Los pobladores retuvieron al masculino de aproximadamente 35 años de edad, quien se identificó como Margarito C, a quien ataron de pies y manos para iniciar la golpiza.

Debido a que la situación estuvo a punto de salir de control, otros vecinos llamaron a la Policía Municipal para que se frenara el intento de linchamiento y rescataran a la persona.

Margarito C recibió severos golpes en la cabeza, rostro y espalda, pero logró ser rescatado por los uniformados y llevado a la Casa de Justicia de Tecamachalco.

En los últimos tres años Puebla vive una ola inédita de linchamientos que ubica a esta entidad en el primer lugar nacional, incluso por arriba del Estado de México, con el registro de 45 casos sólo en 2016, informó el doctor en Sociología por la UNAM, Antonio Fuentes Díaz, experto en temas de violencia, biopolítica y estado de excepción.

En entrevista con La Jornada de Oriente, en la emisión del noticiero Aquí vamos que se transmite por redes sociales, advirtió que la tendencia es que este año rebase el máximo histórico de casos.

“El fenómeno es creciente en los últimos tres años, el máximo conteo registrado fue en 2016 con 45 linchamientos, y es muy probable que para finalizar este año se supere la cifra”, alertó Fuentes.

En ese sentido, reveló que de enero a la fecha tan sólo en la ciudad de Puebla se han perpetrado al menos 16 linchamientos.

En la primera semana de septiembre, medios poblanos documentaron al menos siete linchamientos en menos de tres días. Cuatro de ellos ocurrieron en el municipio de Tlacotepec de Benito Juárez, donde presuntos asaltantes fueron quemados vivos por la población.