Asesinan a hija de Simitrio 4 sicarios , el líder de la 28 de Octubre en Puebla

Asesinan a hija de Simitrio 4 sicarios , el líder de la 28 de Octubre en Puebla ■ Foto Ángel Flores / esimagen.com.mx

Este jueves cuatro sicarios con el rostro cubierto asesinaron con dos tiros a la comerciante Meztli Sarabia Reyna, de 42 años de edad, hija del fundador y asesor general de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre, Rubén Sarabia Sánchez Simitrio.

Los hechos se registraron alrededor de las 11 horas en las oficinas de la agrupación, dentro del mercado Hidalgo, en la ciudad de Puebla, hasta donde ingresó el grupo armado, que también hirió en la cabeza y el brazo con arma de fuego al vendedor Pablo Alfredo Barrientos.

Las primeras indagatorias arrojaron que los agresores primero preguntaron por la hija de Simitrio, y después de identificarse le dieron un tiro en el abdomen para inmovilizarla y un tiro de gracia, con precisión, en la nunca.


El abogado Tonatiuh Sarabia, hermano de la víctima, a cargo de la defensa legal de la organización, reveló que de las oficinas sustrajeron papelería de la misma, teléfonos celulares y un maletín con información sobre las acciones que tomaría la 28 de Octubre para exigir la liberación de sus cinco presos de conciencia.

Informó que junto al cuerpo de la comerciante, quien dejó en la orfandad a tres menores de edad, fue hallado un cartel con el siguiente mensaje: “Esto les pasará a todos los que apoyen a Simitrio. Sigues tú Simitrio y a los que apoyen a Simitrio. Fuera la 28”.

Al respecto, sentenció que el asesinato de Meztli Sarabia fue una “ejecución de Estado”.

Tonatiuh Sarabia confirmó que en el mercado no hay cámaras de videovigilancia, por lo que exigió a la Secretaría de Seguridad Pública entregue las imágenes de las 10 cámaras que rodean al centro de abastos.

Una hora después del asesinato de la integrante de la agrupación de comerciantes, los dirigentes anunciaron una movilización hacia Casa Aguayo, sede de la Secretaría General de Gobierno del Estado, bajo la titularidad de Diódoro Carrasco Altamirano.

Por la tarde de este mismo jueves una comisión de comerciantes, encabezada por el Tonatiuh Sarabia, se reuniría en la Ciudad de México con el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, para demandar su intervención y el esclarecimiento del artero asesinato.

El crimen se registró el mismo día del careo de uno de los integrantes de la 28 de Octubre y hermano de la víctima, Xihuel Sarabia Reyna, quien es considerado preso político desde hace dos años por defender el derecho al trabajo.

Durante los últimos tres años la 28 de Octubre resistió la presión de la administración del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien encarceló a cinco miembros de la organización, entre ellos al fundador Rubén Sarabia Sánchez, por negarse a entregar la dirigencia a sus designios.

Desde entonces, el gobierno del estado inició la persecución contra los dirigentes, comerciantes y la familia Sarabia, a tal grado que la esposa de Simitrio, Rita Amador López, y dos de sus nueras se encuentran procesadas por supuestos daños a las vías de comunicación durante una protesta pacífica en el zócalo de Puebla.

Mientras cientos de los agremiados fueron desalojados de manera violenta de sus puestos de trabajo en al menos 10 puntos de la capital poblana.

Meztli había sido atacada dos veces en el último año

En el último año Meztli Sarabia Reyna había sido atacada dos veces; por esta razón solicitó medidas cautelares a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, petición que nunca se concretó.

En abril de 2016 la hija de Simitrio ofreció una rueda de prensa en donde informó que levantó una constancia de hechos con número 563/2016 ante la Fiscalía General del Estado por una agresión en su contra.

En aquella ocasión narró que desconocidos intentaron levantarla del vehículo en que viajaba. Después de bajarla a golpes del automóvil la dejaron tirada en el suelo y le advirtieron que si se levantaba en los próximos 30 minutos sería asesinada.

La comerciante lamentó que por defender el derecho al trabajo recibieran amenazas de muerte, agresiones y cárcel.

 Encuentran credenciales de militar en el lugar de los hechos

A las 14 horas, tras el levantamiento del cadáver de Meztli, el abogado Tonatiuh Sarabia reveló a La Jornada de Oriente que durante las diligencias fue encontrada dentro de las oficinas de la organización una credencial vigente de un militar.

La defensa legal declaró que es la segunda prueba que evidencia la presunta intervención de militares en el crimen de Meztli Sarabia; sin embargo, dijo que no se atreve a señalar directamente al Ejército Mexicano, pero sí recalcó que el asesinato de la comerciante “es un crimen de Estado”.

Lo anterior después de que al mediodía, durante la marcha de comerciantes a Casa Aguayo para exigir justicia y cárcel a los autores materiales e intelectuales del asesinato, se infiltró un militar en activo, quien portaba arma de fuego y una credencial de la Sedena que lo identifica.

En entrevista, Tonatiuh Sarabia dijo que el crimen de su hermana no fue improvisado, sino que fue un asesinato con “precisión quirúrgica”, planeado y bien estudiado. Incluso reveló que los asesinos usaron armas con silenciador para evitar alertar a comerciantes.

“Nosotros no tenemos seguridad armada, no contamos con cámaras de vigilancia, son los propios comerciantes y la gente quien nos cuida. No nos relajamos, vivimos el día a día, con el riesgo de cualquier detención, pero hoy mi hermana fue ejecutada”, declaró.

El litigante sostuvo sobre la ejecución y el mensaje dirigido a su padre, quien se encuentra en prisión domiciliaria, que “no es un burdo robo, es un crimen de Estado, de importancia política y no de un conflicto entre organizaciones de comerciantes, como ahora lo quiere ver la autoridad”.

Al respecto, dijo que exigirán a las autoridades redoblar la seguridad de Simitrio para evitar un segundo ataque.

“Exigimos castigo a los responsables intelectuales y a los que perpetraron el asesinato. Debemos dar con los que coordinaron este asesinato político”, reclamó.

Fiscalía de Puebla: una de las líneas de investigación es el narcomenudeo

A pesar de estos hechos, la Fiscalía de Puebla ofreció una rueda de prensa la tarde de este jueves para asegurar que una de las líneas de investigación en el crimen en contra de Meztli Sarabia es el narcomenudeo.

Incluso el fiscal de Investigación Metropolitana, Gustavo Huerta, y el secretario de Seguridad Pública, Jesús Morales, salieron en defensa del gobierno del estado y descartaron que el asesinato fuera por tintes políticos.

Tonatiuh Sarabia calificó de irresponsables las declaraciones de los funcionarios públicos de la Fiscalía y Secretaría de Seguridad Pública, pues se dieron un par de horas después de los hechos violentos, sin presentar pruebas de por medio ni contar con una investigación exhaustiva.

Reclamó a la Fiscalía por qué no informó de la credencial de la Sedena encontrada dentro de la sede de la 28 de Octubre, donde fue asesinada Meztli Sarabia y herido de bala otro comerciante.

En ese mismo tenor repudió que la Fiscalía tampoco haya fijado una postura referente a la denuncia que su hermana presentó en 2016 por el ataque que sufrió cuando fue encañonada y amenazada de muerte por desconocidos.

Al final, demandó a las autoridades a cargo de la investigación la solución al trágico hecho, pues señaló que la 28 de Octubre no va a permitir la detención de “chivos expiatorios”.

Dijo que han pedido a las autoridades agilizar la entrega del cuerpo de su hermana para iniciar este viernes con los servicios funerarios.

Niega Hospital “Moreno Valle” servicio médico a comerciante herido

En el ataque a la hija de Simitrio también resultó herido el comerciante Pablo Alfredo Barrientos, a quien médicos del Hospital de Traumatología y Ortopedia “Doctor y General Rafael Moreno Valle” le negaron atención.

Los comerciantes exigieron a las autoridades del estado que prestaran el servicio médico porque estaba en riesgo la vida del vendedor, quien fue trasladado a ese hospital por ser el más cercano al mercado Hidalgo.

Después de dos horas, Alfredo Barrientos tuvo que ser trasladado a un nosocomio particular, luego de que directivos del hospital obligaron a su madre a firmar el alta médica.

En la clínica particular se reforzó la seguridad del comerciante por tratarse del único testigo de los hechos.

A pesar de la negativa, la Secretaría de Salud del estado comunicó que estabilizó al vendedor y que fue decisión de la familia trasladarlo a otro lugar.