Asegura Gali que en su administración 2 mil menores han dejado de ser halconcitos

El gobernador José Antonio Gali Fayad, aseguró que al menos 2 mil menores de edad que se desempeñaban como vigías para ladrones del crimen organizado dedicado al robo de hidrocarburos, principalmente, han desertado gracias a las políticas públicas de su gobierno y a la recuperación de espacios.

Lo anterior lo dijo el mandatario estatal en el marco de la inauguración de la rehabilitación del Parque Benito Juárez, en la capital estatal.

Apenas había tomado posesión como gobernador del estado, José Antonio Gali Fayad, manifestó, el 28 de febrero de 2017, su preocupación por los niños y jóvenes que se emplean con las bandas de huachicoleros.


Ante centenas de policías y mandos de corporaciones de seguridad pública, el mandatario expresó que, durante su campaña “en Palmar de Bravo una señora me pidió que platicara con su hijo, un chavo de 11 años que me dijo que ganaba 12 mil pesos al mes, ‘me dijo soy halconcito’, me dijo que echa aguas para que se puedan robar el combustible. Gana más que sus papás, fíjense la desgracia de pérdida de valores”.

En coincidencia, justo un año después, el 28 de febrero del presente año. Alfredo Ramírez Rodríguez, presidente de la asociación civil Recuperemos Nuestras Raíces, dijo que se ha incrementado el número de menores de edad que se involucran con las bandas de delincuencia organizada que se dedican a ordeñar ductos de Pemex, aunque no reveló cifras.

“Lamentablemente estamos en una zona dentro del famoso ‘triángulo rojo’, eso implica que haya mucho robo de combustible, que gente que viene de paso en automático se le hace fácil comete fechorías en el momento; van, salen, entran y cometen sus delitos”, manifestó.