Se perpetran ocho asaltos violentos a transporte público con un saldo de dos muertos

A pesar que el gobierno capitalino puso en marcha la vigilancia con policías vestidos de civil, al interior de camiones de transporte público, en menos de una semana se registraron ocho asaltos violentos en rutas de la ciudad de Puebla y área metropolitana, que derivaron en dos asesinatos y dos lesionados.

De acuerdo a una consulta hemerográfica, en la última semana se han reportado por lo menos ocho asaltos que han derivado en muertes, entre los días 7 y 14 de octubre.

Incluso, el alcalde Luis Banck Serrato se sumió la semana pasada a los camiones de transporte público para dialogar con los usuarios sobre sus carencias y necesidades.


El Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia, los primeros tres lugares son para la Ruta 14, la Ruta 72 y el Cree-Madero. Pero también está la ruta 38, Flecha Azul, 3, 33, 2000 y 27A.

Las mujeres, según el organismo, son mucho más vulnerables a los asaltos en el transporte público, los viernes, entre las 9 y 10 horas de la mañana.

El asalto en calle y transporte público es la segunda conducta delictiva más recurrente en el estado y se encuentra a la alza. Mientras el ayuntamiento de Puebla negocia con transportistas la instalación de videovigilancia y botones de emergencia, en el Congreso estatal el PVEM busca que esas medidas de seguridad sean una obligación de los concesionarios.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) esa modalidad de robo se incrementó en un año en 13 por ciento, pues la incidencia paso de 7 mil 292 casos por cada 100 mil habitantes a 8 mil 270.

El caso más reciente ocurrió este sábado por la noche, cuando un grupo de desconocidos se subieron a la ruta 65 en el municipio de Cuautlancingo, para asaltar a los usuarios.

En el intento de quitar un teléfono celular,  orilló a uno de los delincuentes a dispararle a Ivan, a quemarropa, provocándole una muerte instantánea.

La ruta 65 tiene un derrotero que va de San Francisco Ocotlán a San Lorenzo Almecatla, y posteriormente al Centro Histórico de Puebla.

Iván padre de dos menores y era comerciante de un negocio cercano al Centro Comercial Outlet. Contaba con apenas 26 años de edad, cuando el delincuente le arrebató la vida de un disparo en el rostro mientras viajaba en la ruta 65, a la altura de Cuautlancingo.

Incluso, el mismo día que dieron muerte a Iván también fue asaltado otro microbús en la colonia La María, que colinda con el estado de Tlaxcala, sin resultados funestos.

Días antes, un hombre de 40 años de edad y de oficio carpintero, recibió un balazo durante un asalto con violencia en la Ruta 19, cuando el agresor intentaba despojar a dos mujeres de sus bolsas de mano.