Imparables, los asaltos a maquiladoras, consideró el líder de la Canaives

Tehuacán.- n Como muy preocupante calificó Rufino López Pérez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaives), los constantes asaltos de que son objetos los talleres de maquila textil en este municipio, esto dijo afecta seriamente a ese sector y al mismo tiempo al empleo local.

Son hasta tres asaltos por semana los que se registran contra maquiladoras, expuso Rufino López, quien recordó que los delincuentes han ido diversificando modos de cometer sus delitos, pero en cuanto a empresas parece que las de la industria textil se volvieron su objetivo principal.

Anteriormente los maleantes solo afectaban a ese sector en sus cargas, al robarse las unidades de transporte con la mercancía, delito que cometían en las carreteras, pero luego optaron por otras acciones que los llevaron a actuar dentro de la ciudad, explicó.


El año pasado se hizo más común que los empleados de las maquiladoras o los mismos propietarios fueran víctimas de asaltos luego de salir de instituciones bancarias a las que acudieron a retirar el dinero destinado para la nómina, así los delincuentes se llevaban el pago de los trabajadores.

Poco tiempo tardaron para atacar directamente las instalaciones de esas empresas, son bandas bien organizadas las que a punta de pistola entran a los talleres para someter tanto a obreros como a personal administrativo, despojan a los trabajadores de sus objetos de valor, se llevan el dinero en efectivo y también se hacen de la maquinaria.

Cuando el ataque se comete contra talleres pequeños prácticamente se termina con la empresa, aseveró Rufino López, pues recordó que al llevarse las máquinas ya no se cuenta con equipo para la producción, por lo cual el propietario se ve en la necesidad de cerrar sus puertas.

Dio a conocer que a pesar de que esa situación ya se hizo del conocimiento de las autoridades en los distintos niveles de gobierno “no nos han apoyado”. En ese sentido reprochó que las corporaciones policiacas llegan muy tarde, lo que permite a los delincuentes huir tranquilamente.

Las víctimas cumplen con la denuncia correspondiente, hizo notar, por lo cual pidió que las autoridades fiscales hagan su trabajo para no ignorar esas demandas e investigar a fondo los hechos porque dichos ataques afectan no solo a los empresarios sino a la sociedad en general, ya que al cerrar un taller sus obreros se unen automáticamente a las filas del desempleo.