Asaltos en carretera: hasta 18 se contabilizan a la semana en la México–Puebla

Horacio Peredo, vicepresidente regional zona sur de la Canacintra, hizo notar que cuando se trata de la carretera México–Puebla, los ataques se dan en territorio veracruzano ■ Foto Elizabeth Rodríguez Lezama

Tehuacán. Hasta 18 robos por semana sufren industriales y empresarios del estado,  en carreteras, siendo la zona más peligrosa para los transportistas de mercancía la México – Puebla, pasando la caseta de Esperanza,  así como las que se encuentran en el circuito del Estado de México reveló Horacio Peredo, vicepresidente regional zona sur de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y presidente en la delegación de Puebla.

El representante de los industriales hizo notar que cuando se trata de la carretera México- Puebla, los ataques se dan en territorio veracruzano, pero los hampones se cuidan muy bien de amenazar a los conductores para que interpongan la denuncia en la Fiscalía General de Estado Puebla, lo cual tiene la clara intención de hacer que se compliquen las investigaciones, aspecto que ya se hizo notar a las autoridades para que trabajen en coordinación con sus similares de Veracruz.

Los delincuentes, observó, no son selectivos al momento de cometer sus ataques, de tal manera que lo mismo se roban una carga de productos perecederos, que auto partes,  prendas de vestir o materia prima sin procesar, de modo que no todo lo pueden llevar al mercado negro.


Incluso, resaltó, se han dado ocasiones en las cuales la mercancía fue abandonada a cielo abierto, sobre todo cuando se trata de materia prima sin procesar, misma que no es tan fácil para que le encuentren comprador, ante lo cual prefieren deshacerse de la carga por no representarles posibilidad de ganancia.

Lo anterior lleva a la conclusión, explicó, de que en la mayoría de esos asaltos a los maleantes poco les interesa la mercancía, su objetivo primordial es hacerse de los vehículos, mismos que seguramente utilizan para transportar otros productos como el hidrocarburo robado.

Debido a que esta temporada es cuando las industrias y comercios se reactivan, por los contratos de fin de año, el cierre de temporada y el aumento en el consumo de productos en general, es también cuando se dan más ataques delictivos contra los vehículos que transportan la mercancía, lo cual causa pérdidas económicas importantes a los afectados.

Ninguno de esos asaltos, dijo, se queda sin denunciar, los afiliados a Canacintra cuentan con la asesoría legal para que se realice ese trámite, pero además la cámara se coordina con el objetivo de pedir a la Policía Federal, que aplique las estrategias necesarias para frenar esos delitos.

En el entendido de que en muchos casos el blanco del asalto es la unidad, los afectados son muy puntuales al momento de aportar datos ante la fiscalía de modo que se informa a detalle de las características del vehículo robado a fin de que se realice la búsqueda con mayor precisión, puntualizó.

Como ocurre en otros delitos en estos casos también es evidente que los delincuentes actúan con una carga extra de violencia, expuso Horacio Peredo, al detallar que no solo se llevan la unidad cargada, también lesionan al conductor, en la mayoría de los casos lo privan de su libertad en un tramo del recorrido para luego abandonarlo en zonas despobladas amarrados y amordazados.

Por lo anterior insistió en la necesidad de que se refuercen las medidas preventivas por parte de las corporaciones federales a fin de inhibir esos ataques, así como en la aplicación de la justicia en el caso de los hechos consumados.