Artistas toman al personaje de la China poblana y lo abordan desde su aspecto más erótico

Casi una treintena de artistas multidisciplinarios y un grupo de galerías, grupos, gestores y empresarios han organizado, de manera independiente y autogestiva, una exposición en torno a un personaje de la cultura nacional: la China poblana, esta vez tomada desde el aspecto sensual.

Bajo el nombre de La China poblana, falda de castor, desgote subversivo, artistas plásticos, un cineasta y un creador gastronómico, tomaron a este personaje de la cultura y la historia de Puebla para darle una lectura erótica que se aleja de su halo místico que ha adoptado.

Durante una rueda de prensa, el artista y gestor Ramiro Fernández, acompañado de la gestora Amelia Domínguez, los artistas Fernando Castellanos y José Luis Dávila, la galerista Maricarmen Tello y el promotor de la danza Elías Guerra, informaron que la exposición se engloba en un proyecto mayor: el Downtown art Puebla.


Dicho proyecto, expuso Fernández, tiene que ver con lo que sucede en otras ciudades del país en donde se realizan corredores artísticos para que la gente conozca y pueda adquirir la obra de creadores diversos. Asimismo, se trata de mostrar la riqueza arquitectónica, histórica, artística y gastronómica.

Refirió que la exposición La China poblana, falda de castor, desgote subversivo estará montada del 24 de agosto al 3 de septiembre en la Casona de la China poblana, ubicada en la 4 Norte número 2 en el Centro Histórico de Puebla.

Ahí, se exhibirá la obra de Sergio Abarca, Liliana Amezcua, Yissel Ararat, Bernardo Arcos, Coral Colmenares, Cayuqui, Catalina Galván, Alejandrina García, Noemía García Saro, Ricardo González, Cristina Guzmán, Rocío Hill, Anja Hess, Rigo Jiménez, Fernando Lucero, Celia Martínez Llaguno, Carmen Moreno, Ana María Ortuño, Nachosa, Isabel. R. Tello, Dolores Sordo, Rocío Suárez, Maricarmen Tello, Fernando Valencia, Jessica Zarza, José Velázquez y Fernando Castellanos. Éstos dos últimos, por ejemplo, mostrarán sus piezas “Tate sosiego” y He aquí la China poblana.

Todos ellos, el 24 de agosto a partir de las 17 horas, mostrarán su obra en pintura, escultura y arte objeto. A la par, el chef especialista en bebidas Martín Pichardo presentará la bebida de autor denominada Savolium que significa “beso íntimo de recámara”.

De igual forma, el cineasta José Luis Dávila, exhibirá el cortometraje Trascendencia de la mirada, el cual constituye una construcción de la figura de la china poblana. “Hice un contrapunto al mezclar lo arquitectónico con el vestuario para lograr una visión no tan sacralizada de la figura. Traté de de construirla y volverla a entender desde la sensualidad fuera de lo religioso para meterla en la modernidad”.