El artista Sebastián Hidalgo mostrará en Unarte lo más reciente de su producción pictórica

“La obra de Sebastián Hidalgo (1985) refleja una sensibilidad particularmente ligera pero también compleja, hay un equilibrio entre paz y miedo”, define la Bleugalería al hablar sobre este artista oriundo de Puebla, con estudios en su propia ciudad y en Valencia, España.

El creador formado en Unarte regresa por tercera ocasión a su casa de estudios para abrir la programación de la galería La Miscelánea con la exposición Detrás de la puerta, este jueves 13 de septiembre a las 19 horas.

Dicha exposición, señala el artista y curador Luis Calvo Zanabria, “es el resultado pictórico y de dibujo que resultó de echar a andar un método basado en el juego de trazos continuos como pretexto para producir imágenes”.


En dicha labor lúdica y artística, el artista Sebastián Hidalgo “tiene influencia del taoísmo, principalmente del concepto ´wu wei´ el cual se puede traducir como no forzar o no acción, una idea que remite al carácter fluido de la naturaleza”.

Así, en Detrás de la puerta se reúnen una serie de trabajos en los que “se fusionan elementos estéticos e ideológicos de diferentes culturas y épocas las cuales permiten una exploración formal y cromática dentro del mundo de la pintura contemporánea”.

Estas características también han quedado presentes en las exhibiciones que Sebastián Hidalgo montó de 2008 a la fecha: Veladuras (Espacio Sero), Habitantes (Galería Lazcarro), El camino comienza al final del sendero y Quimeras y semillas (Galería La Miscelánea), Estaciones (Círculo Cubano de México), y Bestia Bruta 2.18 (Proceso A).

Como define la galería también local Mercado Negro, es un “joven artista que plantea un vínculo entre percepción y conciencia que permite deambular entre materia y sentimiento cósmico a través de su estilo figurativo limpio y refinado, formado a partir del hábito y de las enseñanzas adquiridas en Unarte y en la facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia”.

La Bleugaleria complementa en su sitio virtual que “la introspección puesta en obra bidimensional lo ha llevado a explorar otros medios que complementan su expresividad, como la instalación y la fotografía”. Señala además que “con dibujos meditativos, tonos azules que contrastan rosas y amarillos, líneas abstractas y pequeñas manchas que recuerdan las luces estelares, Hidalgo muestra una forma de interpretar lo dual”.

Añade que parte de su obra “tiene un estilo de realismo mágico”; no obstante, refiere que, en 10 años de producción, el artista “ha utilizado la abstracción para representar el peso y la levedad del vacío, también ilustrado como luz y oscuridad, alma y cuerpo, ruido y silencio: elementos de la naturaleza armados como constelaciones, y el pensamiento como lo que les da sentido”.