Armenta Mier aclara que será la dirigencia nacional de Morena la que se haga cargo de la impugnación electoral en Puebla

Tras recibir su constancia de mayoría en el Consejo local del Instituto Nacional Electoral, el ahora senador por Morena, Alejandro Armenta Mier aclaró que será la dirigencia nacional de su partido la que impugnará la elección en Puebla y la determinación del Instituto Electoral del Estado (IEE) de designar a Martha Erika Alonso Hidalgo, abanderada de la coalición Por Puebla al Frente, como gobernadora electa, ello pese a los señalamientos ciudadanos y del propio partido sobre la existencia de fraude electoral.

Durante una entrevista, dijo que será “con apego y respeto a la ley” como se actuará en el proceso, y que como senador tendrá “solidaridad con quienes hayan salido afectados”.

“El proceso electoral local ya lo atiende la autoridad partidaria. La dirigencia nacional de Morena ha dado una declaración y por el bien de Puebla es necesario que se clarifique el proceso estatal. Los poblanos tienen el derecho de saber qué pasó en el proceso electoral”.


Acompañado por Nancy de la Sierra Arámburo, también senadora electa por Morena, Armenta Mier expuso que el IEE tendrá que explicar muchas cosas porque le quedó a deber a la población en democracia.

“Tendremos que estar atentos a que el partido actúe. He sido claro que el IEE le quedó a deber a los poblanos. En esa lógica, la democracia fue mancillada pero hay órganos que tienen que atenderlo”.

Alejandro Armenta insistió que van a permitir que los “órganos que tienen que intervenir lo hagan y los afectados, Luis Miguel Barbosa y el partido lo hagan”, reiteró.

Acotó que desde el inicio el objetivo primordial “de la batalla” era que Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena, fuera electo presidente del país, algo que ya se logró.

Armenta Mier agregó que “está convencido” que habrá contrapesos en Puebla los cuales son necesarios para combatir los “excesos de poder y las complicidades entre los niveles de gobierno”

“No más represión de los presidentes municipales al gobierno estatal; no más sumisión de los gobiernos estatales al federal ni de los presidentes municipales a los estatales. Debemos de procurar la normalidad política y democrática. Como senador estaré pendiente a que esto suceda”.