Apoyo a Martha Érika porque en política “no hay decisiones perfectas”: Rivera

Eduardo Rivera Pérez, precandidato del PAN a la presidencia municipal de Puebla, defendió la decisión que tomó de hacer a un lado su confrontación con el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas y apoyar la postulación a la gubernatura de la esposa de éste, Martha Érika Alonso Hidalgo, al señalar que en política “no hay decisiones perfectas”.

Argumentó que la dupla con Alonso fue la mejor vía de participación que encontró en este proceso electoral, al tiempo de descartar que detrás haya un pacto con el ex titular del Poder Ejecutivo del estado, a quien acusó en 2016 y 2017 de “autoritario” y “represor”.

Rivera se convirtió en uno de los principales críticos de Moreno Valle a partir del 15 de diciembre de 2016, cuando el Congreso local aprobó un inicio de procedimiento administrativo de determinación de responsabilidades por su cuenta pública 2013 como alcalde de Puebla, el cual derivó en su inhabilitación por 12 años en abril pasado.


El ex munícipe, que busca un segundo mandato al frente de la capital, aseguró que Moreno Valle ordenó la sanción y la impuso a través de los diputados que son cercanos a él, para impedirle participar en la elección de este año.

Mi candidatura se debe al PAN y a los ciudadanos, dice

Al explicar que el litigio contra su inhabilitación continúa en los tribunales federales, Rivera aclaró que su postulación no se debe a un grupo político, sino a Acción Nacional y al respaldo ciudadano que se manifestó en las encuestas contratadas por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) albiazul, con base en las cuales ese órgano directivo definió a los aspirantes a la gubernatura y a la presidencia municipal de Puebla.

“Acción Nacional no es una persona, no es Moreno Valle, no es Eduardo Rivera, no es Ricardo Anaya, es una institución que es de todos los mexicanos”, enfatizó tras acudir a la ceremonia del Miércoles de Ceniza que se ofició en Catedral.

Asimismo, salió en defensa de la perredista Roxana Luna Porquillo, quien también ha enfrentado críticas en este proceso comicial, en su caso por aceptar la alianza con el PAN que impulsó Moreno Valle y sentarse a negociar el reparto de candidaturas con operadores del ex gobernador.

“No estamos pactando, en el caso concreto de Eduardo Rivera ni Roxana, estamos participando en algo que consideramos nuestra vocación política, es lo que nos gusta hacer (…) yo quiero participar y lo congruente es participar”, destacó.

 




Ver Botones
Ocultar Botones