Aparecen ejecutados en Acatzingo, Tepeojuma y Huehuetlán El Grande

Aparecen ejecutados en Acatzingo, Tepeojuma y Huehuetlán El Grande, donde se presume una intensa actividad de las bandas dedicadas al robo de hidrocarburos.

Las ejecuciones en Puebla continuaron durante el domingo y lunes, cuando fueron localizados cadáveres de tres hombres en Acatzingo, Tepeojuma y Huehuetlán El Grande, donde se presume una intensa actividad de las bandas dedicadas al robo de hidrocarburos en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En Acatzingo, cerca de la media noche, un joven de apenas 18 años, identificado como Sergio Iván, fue ultimado por varios disparos realizados desde un rifle de asalto R–15 en la calle Emiliano Zapata entre las calles Tabasco y Almada.

Ayer, el cuerpo de un hombre de aproximadamente 40 años de edad, quien tenía la cabeza desprendida, fue hallado al fondo de una barranca en Huehuetlán El Grande. Los restos estaban en un avanzado estado de descomposición, por lo que los peritos que realizaron el levantamiento señalaron que no podían aventurar si la víctima fue decapitada o parte de su cadáver fue alimento de bestias. Se inició por los hechos la carpeta de investigación 128/2018 de Tepexi de Rodríguez.


También este lunes, pero en Tepeojuma fue encontrado muerto dentro de la que fue su casa un hombre a quien se le identificaba como El Chumaiz, oriundo de Teruel. El cadáver tenía seis impactos de bala.

En un tema relacionado con la inseguridad, ayer la Fiscalía General del Estado informó que “ante el seguimiento al proceso penal y la aportación de datos de prueba, se obtuvo una sentencia de 146 años de prisión para un secuestrador de nombre Juan Morales Paredes alias El Muñeco, de 37 años de edad, quien pertenecía a la banda autodenominada Los Güeros, dedicada a este delito. El fallo condenatorio es el más alto obtenido por la Fiscalía General del Estado, no tiene precedentes en Puebla.

“El 26 de febrero de 2013 el agraviado, un comerciante de la zona de Izúcar de Matamoros, circulaba a bordo de su camión sobre la carretera federal a Atlixco, cuando a la altura de la población de San Pedro Ixhuatepec, del municipio de Atzitzihuacán, fue interceptado por el ahora sentenciado, quien en complicidad con otros sujetos, lo amagó con arma de fuego y lo privó de la libertad, llevándolo a una casa de seguridad ubicada en la región de Huaquechula.

“Ese mismo día, familiares de la víctima recibieron una llamada en la que los plagiarios exigían una fuerte suma de dinero a cambio de la liberación. Cabe señalar que después de 15 días de cautiverio, la víctima logró reunirse con su familia.

“Derivado del trabajo de análisis realizado por la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), hoy Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), se logró establecer a través del modus operandi y de diversos indicios, la identidad de los integrantes de la organización criminal presuntamente involucrada con otros secuestros y extorsiones. Entre los sujetos se identificó a Juan Morales Paredes.

“Resultado de un operativo implementado por agentes de investigación, se logró la detención de seis personas, consignadas a la autoridad judicial luego de que el Ministerio Público acreditara su probable responsabilidad.