Anuncia IDN amparos y juicios para echar abajo plebiscitos en juntas auxiliares

La corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) promoverá amparos y juicios para la protección de los derechos políticos electorales con el fin de echar abajo los plebiscitos para la elección de autoridades en las juntas auxiliares del estado, ya que se pretende autorizar la participación de los partidos políticos pese a que se trata de contiendas ciudadanas.

El líder perredista, Jorge Méndez Spíndola, acusó que la participación de los institutos políticos forma parte de una estrategia que diseñó el gobierno del estado para tener control absoluto sobre esas localidades, a través de una alianza política entre PAN, PRD, Panal, PT, Compromiso por Puebla, Pacto Social de Integración y Movimiento Ciudadano.

Como prueba presentó copias de la documentación que la Subsecretaría de Asuntos Políticos ha entregado a los municipios del estado para uniformar el proceso, el cual consiste en un calendario y convocatoria que deberán emitir.


“El gobierno pretende ejercer un control vertical, antidemocrático y anticiudadano”, denunció el líder perredista en conferencia de prensa, donde anunció que se realizará una concentración ciudadana en el zócalo de Puebla el próximo domingo para protestar contra las nuevas disposiciones.

Los integrantes del equipo jurídico de IDN acusaron que es ilegal el argumento jurídico de los partidos que buscan registrar candidatos en la elección de los 651 alcaldes auxiliares del estado, porque se soporta en una reforma al código electoral y a la Ley Orgánica Municipal que es contraria a la Constitución y a los tratados internacionales de derechos humanos que México ha suscrito.

Una de las violaciones se comete al convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales, pues las modificaciones no respetan los usos y costumbres que se conservan en las juntas auxiliares por tener población de origen indígena, detallaron.

Los asesores jurídicos de IDN señalaron, además, que las reformas se efectuaron en el Congreso local dentro de los 90 días previos a los plebiscitos, impidiendo a los ciudadanos conocer con tiempo los alcances de las mismas.

Jorge Méndez explicó que la administración estatal busca con las modificaciones reducir el número de candidatos en cada junta auxiliar a solo dos: uno que sería impulsado por la alianza de siete fuerzas políticas que encabeza el mandatario local y otro por la coalición del PRI y el PVEM.