Anuncia el CDMP adhesión a movilizaciones nacionales

Tehuacán. Con total indignación por el desalojo de que fueron objeto los maestros que mantienen un plantón en el Distrito Federal (DF), los integrantes del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP) en esta región anunciaron que van a participar en todas las movilizaciones que se lleven a cabo en apoyo a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Para demostrar lo anterior informaron que el próximo 17 de este mes en la capital del estado se realizará una movilización, en la que participarán docentes de esta región, así como en la que se desarrollará el 31, donde un contingente se trasladará a la Ciudad de México.

Desde sus propias trincheras, explicaron, con padres de familia y estudiantes, a través de volanteo en pláticas directas y dentro de las aulas, se continuará con la labor de concientización hacia la ciudadanía, para que se entienda que las reformas educativa, energética y fiscal no traerán ningún beneficio al pueblo.


Ramiro Arciga Martínez, vocero del CDMP en esta región, dijo que el desalojo es una muestra clara de que el gobierno del DF busca por todos los medios criminalizar la protesta, pero advirtió que pese a ello hay la total determinación de los docentes de mantenerse firmes en su lucha y en la defensa de sus derechos laborales, así como de los derechos del pueblo, porque la reforma educativa, como las otras que ya se aprobaron, sólo van a generar mayor pobreza y marginación a los mexicanos.

Advirtió que “por más que nos llamen revoltosos, inconscientes, porque algunos contingentes del movimiento magisterial del país han tenido que suspender labores, acciones que tienen su razón de ser, vamos a seguir en la lucha”.

Señaló que el gobierno ha decidido degradar a la educación de un derecho a un servicio, con lo que demuestra su desdén por esa parte fundamental para el desarrollo de todo país, por lo que para el CDMP es imposible pasar por alto esa agresión al país, ante lo que hasta podrían acudir a reforzar el plantón.

Cuando se le da el nivel de servicio a la educación, agregó, se le pone a la altura del nivel de la luz o el internet, de modo que quien no cubra el costo va a sufrir las consecuencias de quedarse sin estudiar y eso es un acto criminal, sostuvo.

Con la reforma fiscal se viene una ola de aumentos en productos y servicios que van a poner a los estudiantes en una situación difícil, explicó Arciga, quien consideró que se puede dar más deserción porque existen alumnos que tienen que viajar hacia las cabeceras municipales para cursar sus estudios y si se les aumenta el pasaje será complicado que continúen sus estudios.